Multas de 1.080 euros a bares por piratear partidos de Liga

Dos hosteleros se declaran culpables y 30 más esperan juicio


vigo / la voz

Dos dueños de cafeterías se declararon ayer culpables de piratear la señal de los partidos de fútbol y aceptaron, cada uno, una multa de 540 euros y el pago de una indemnización de 546 euros a la Liga Profesional de Fútbol (LFP). En total, tendrán que desembolsar 1.086 euros, equivalente a cuatro o cinco meses de suscripción del servicio.

Las dos vistas de conformidad se celebraron en el Juzgado de Instrucción número 4 de Vigo. Los implicados fueron condenados en sentencia firme por un delito leve de alteración de los equipos de telecomunicaciones. A diferencia de los establecimientos que ponen música e infringen los derechos de autor, que se tramita por la vía mercantil, piratear la señal del decodificador es un delito.

Estos son los dos primeros juicios a más de una treintena de hosteleros de Vigo que se celebrarán a lo largo de los próximos meses. En la mayoría de los casos, aceptarán el pago de una indemnización de 546 euros a la LFP y la multa que pidió el fiscal.

Las denuncias se remontan a septiembre y diciembre del 2018, cuando los inspectores de la LFP entraron en numerosos bases de Vigo a la hora del partido y comprobaron si había contratado un decodificador. A más de 30 hosteleros de la ciudad los pillaron dos veces pirateando la señal y exhibiendo el partido en la pantalla grande del local sin tener autorización.

En uno de los primeros juicios celebrados ayer, el dueño de un bar explicó al juez que su local carecía de decodificador de los partidos de fútbol o de programa receptor autorizado pero que una camarera le pidió a un cliente que descargase en su teléfono móvil una aplicación que permitía ver los encuentros deportivos. Además, el dueño contó que disponía de un amplificador. Para la LFP se trataba de una emisión no autorizada.

El hostelero aclaró que antes tenía suscrito un contrato con la LFP pero, en esos momentos, «valía mucho» y estaba en trámites de firmar con otro proveedor más barato. Añadió que «la cafetería no da» suficientes beneficios y que debe trabajar, a mayores, en una empresa para mantener el negocio. «No estoy siempre en el local», se justificó.

La LFP le acusó de un delito contra el mercado y el consumidor. Recordó que los inspectores entraron dos veces en su local y levantaron actas en septiembre y el 11 de diciembre del 2018. El inspector sacó fotos del partido en la pantalla del bar a las 23.00 horas, cuando finalizaban varios encuentros de la Champions League en los que jugaron el Atlético de Madrid y el Barça, entre otros.

La indemnización que el hostelero se comprometió a abonar a la LFP fue de 522 euros por el uso indebido del servicio, así como los intereses y las costas. Esta será la multa que se aplicará al resto de los hosteleros que se avengan a firmar pacto.

5.000 denuncias en España

La LFP desarrolló dos grandes redadas en el otoño del 2018 que se saldó con 5.000 establecimientos denunciados a nivel nacional en toda España. En Galicia hay más de 150 denunciados. Además de los más de 30 de Vigo, hay más de 30 en A Coruña, veinte en Santiago, uno en Pontevedra, quince en Lugo y veinte en Ourense. También hubo casos en Cangas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Multas de 1.080 euros a bares por piratear partidos de Liga