Homenaje al precursor del arte urbano

Dos exposiciones, una charla y un documental repasan la trayectoria de Xosé Guillermo cuando se cumplen diez años de la desaparición del artista


vigo / la voz

Antes de que se popularizara el término street art, a mediados de los años 70, el artista afincado en Vigo Xosé Guillermo (Carballo, A Coruña, 1947-Vigo, 2009) se adelantaba a movimientos hoy asentados. Empezó saliendo a pintar al aire libre a la plaza de la Princesa junto a otros colegas, pero enseguida dio un salto formidable al poner en marcha iniciativas en las que involucraba a decenas de personas en la realización, sumando cientos de espectadores en acciones callejeras. Aquellas intervenciones, a pesar de ser efímeras, dejaron huella. En 1994 el artista plástico creó la Fundición Nautilus, una asociación cultural que como explica Maruchi, que era su pareja, «sigue en marcha pero sin él no es lo mismo, porque era su esencia».

Se cumple ahora una década desde la desaparición del prolífico autor y colegas, amigos y familia no quieren dejar pasar la oportunidad de que nuevas generaciones de artistas descubran su legado. Por eso están organizando una serie de actividades dedicadas a recordar su figura.

A lo largo del mes de octubre está abierta una exposición en el coworking Espacio Simia (Alfonso XIII, 9) una pequeña muestra de su obra gráfica. «Son los originales de carteles que hizo para distintos eventos y colectivos, que fue una más de las muchas facetas de su amplia creación artística». La exposición abarca desde los 80 hasta el 2008, y recoge muchos temas, «desde sus colaboraciones con la Sociedade Micolóxica a carteles contra la guerra de Irak, de apoyo a Chiapas, los de la Burla Negra del Prestige, de Radio Piratona a los que anunciaban sus montajes maximal con material reciclado como Azul Marino, Verde Primavera o Marearte, que hizo en el colegio San Miguel de Oia», enumera.

Un coloquio que se celebrará en la Biblioteca de la EMAO el miércoles, día 23 de octubre a las 19.30 horas, ayudará a reconstruir a un personaje que además de su propia obra, dejó como legado una huella colectiva. «Le parecía muy importante que la gente desarrollara su creatividad haciendo cosas con las manos, y en grupo, y convocaba a gente de todas las edades», recuerda.

El eje central de la programación que preparan es una gran retrospectiva que tendrá lugar en marzo del 2020 en la sala del centro social Abanca. «Fue donde hizo su primera individual y siempre quiso volver», explica Maruchi, que añade que «para todos nosotros es importante que la gente le siga recordando y otro público nuevo le descubra, ya que además se van a ver piezas que no se habían mostrado antes», advierte. Xosé Guillermo fue pionero en muchas iniciativas. Por ejemplo, haciendo murales colectivos como el que pintó en Guixar (1995) con los vecinos, en plena guerra contra la empacadora, o con los montajes ecológicos en los que mezclaba piezas escultóricas y material reciclado. Recuerda que durante la Movida colgó 187 personajes de dos metros por todo Vigo y también propició la creación del mayor acuario plástico de la ciudad, en el que participaron alumnos del San Miguel de Oia, que aún conserva, como el fruto del taller Marearte que hizo dentro del centro en el 2005. Lo mismo ocurre con la instalación Hipocampus en la facultad de Ciencias del Mar. Su hijo Sagar añade que el realizador Ángel Manzano está preparando un documental. La intención es que se proyecte durante la exposición en Abanca. «Todo ese achegamento da arte á cidadanía foi una labor preciosa durante os últimos 20 anos da súa vida», valora.

Un divulgador del arte que aglutinó a numerosos creadores locales

Junto a un grupo de amigos artistas especializados en distintas modalidades (pintura, escultura, música, teatro, poesía, literatura, fotografía, gastronomía... ), Xosé Guillermo puso en marcha en 1994 la Fundición Nautilus. Desde allí, tanto de forma individual como colectiva, intentó contribuir a la divulgación del arte fundiendo distintas vertientes creativas. Xosé Guillermo fue un gran defensor del acercamiento del arte al público. La muestra «Vigo Pleamar» fue el primer recordatorio de su figura en el 2010. Entre los artistas que formaron parte de Nautilus desde su nacimiento estuvieron Jandro Rodríguez, Juan Zufiaur, Cuchus Pimentel, Alberto Conde, Nacho Otero, Xela Arias, Maribel Mouriño, M3, Xulio Gil, RicardoBará, Morris, Maruchi B. o Andrea Taus. La Fundición ha seguido como asociación cultural pero con otras actividades. En el espacio de Manuel Núñez que fue su estudio ensayan grupos de música, teatro y formaciones de música tradicional.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Homenaje al precursor del arte urbano