El coche inteligente de la policía pilla dos coches robados por su matrícula

e. v. pita VIGO / LA VOZ

VIGO CIUDAD

Oscar Vázquez

El IZ, capaz de filtrar 400 números por minuto, también patrullará por Redondela para escanear vehículos

19 oct 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

El coche patrulla inteligente, bautizado como el iZeta, ya ha descubierto dos coches robados que estaban aparcados en las calles de Vigo. Las cámaras del vehículo filtran 400 matrículas por minuto y, en sus rastreos desde que en empezó a rodar hace una semana, detectó ese par de vehículos sustraídos. Además, el iZeta empezará a hacer incursiones por Redondela en breve, según reveló el comisario jefe de Vigo, José Luis de Luis Gallego.

El vehículo usa un programa básico y, con el tiempo se le incluirá más software. Por el momento, la comisaría busca que el vehículo pionero y en fase de pruebas sea conducido por una tripulación con formación media y no por unos especialistas informáticos que precisen un curso.

El iZeta no está solo ya que le apoya la centralita del 091, también conocida como Cimac. Los policías que están ante las pantallas del ordenador siguen la evolución en tiempo real de todos los coches patrulla, los cuales llevan GPS para geolocalizarlos. Además, los teleoperadores están entrenados para preguntar a los vecinos que dan las alertas sobre lavaderos o iglesias que sirvan de referencia en el rural.

Este avance ha permitido que la comisaría movilice a las patrullas que pasan por Teis o Peinador para intervenir en Chapela o Trasmañó, territorio que pertenece al quinto distrito policial de Redondela pero que es colindante con Vigo. Cubren parte del municipio vecino con equipos de Vigo, por lo que considera que el servicio en Redondela es más eficiente ahora. Pone como ejemplo que las actas por consumo de drogas se dispararon este año de 2 a 45 porque ahora los policías de paisano y vehículos camuflados vigilan los bares.

De Luis Gallego insiste en que la comisaría de Redondela sigue activa pero su docena de agentes rotan ahora en los turnos de 130 policías de Seguridad Ciudadana, lo que garantiza la presencia los 365 días del año, de noche, mañana y tarde, de un coche policial al que ahora se sumará el iZeta para hacer barridos de matrículas.

Las nuevas bazas para resolver casos: la base de datos Séneca, el mapa de delitos por barrios y los avances en ADN

La comisaría de Vigo ha apostado por las nuevas tecnologías para resolver casos y que tienen como denominador común que los policías cruzan datos. Es una especie de big data o análisis masivo de datos que es casero pero que funciona.

Entre sus bazas están la base de datos Séneca, que permite filtrar y ordenar miles de datos que introducen los patrulleros, el mapa estadístico del nivel económico y la delincuencia por barrios para predecir dónde actuarán los ladrones, y los avances en identificación por ADN que ofrecen esperanzas respecto a la resolución de muertes extrañas como la de Déborah, aún sin aclarar. El comisario jefe recalca que la investigación sigue «activa» desde Madrid. A mayores, los agentes dedican ratos libres a identificar huellas dactilares en sus bases de datos para resolver casos antiguos. Es muy laborioso y reducen las búsquedas a listas de quince o pocos más candidatos.

Uno de sus mejores aliados es el buscador Said para cotejar huellas halladas en el escenario de un crimen respecto a la base de datos de delincuentes. En el caso del DNI y el ADN, en España se exige actuar con orden judicial si el sospechoso es un ciudadano que nunca fue fichado. Con Said hacen rebuscas de las huellas del DNI. «Hubo casos en los que el ADN aún no estaba avanzado y, de lo contrario, ya habrían estado resueltos», comenta el jefe. Hay dificultades añadidas si el ADN es de extranjeros.