El coche inteligente de la policía pilla dos coches robados por su matrícula

El IZ, capaz de filtrar 400 números por minuto, también patrullará por Redondela para escanear vehículos


VIGO / LA VOZ

El coche patrulla inteligente, bautizado como el iZeta, ya ha descubierto dos coches robados que estaban aparcados en las calles de Vigo. Las cámaras del vehículo filtran 400 matrículas por minuto y, en sus rastreos desde que en empezó a rodar hace una semana, detectó ese par de vehículos sustraídos. Además, el iZeta empezará a hacer incursiones por Redondela en breve, según reveló el comisario jefe de Vigo, José Luis de Luis Gallego.

El vehículo usa un programa básico y, con el tiempo se le incluirá más software. Por el momento, la comisaría busca que el vehículo pionero y en fase de pruebas sea conducido por una tripulación con formación media y no por unos especialistas informáticos que precisen un curso.

El iZeta no está solo ya que le apoya la centralita del 091, también conocida como Cimac. Los policías que están ante las pantallas del ordenador siguen la evolución en tiempo real de todos los coches patrulla, los cuales llevan GPS para geolocalizarlos. Además, los teleoperadores están entrenados para preguntar a los vecinos que dan las alertas sobre lavaderos o iglesias que sirvan de referencia en el rural.

Este avance ha permitido que la comisaría movilice a las patrullas que pasan por Teis o Peinador para intervenir en Chapela o Trasmañó, territorio que pertenece al quinto distrito policial de Redondela pero que es colindante con Vigo. Cubren parte del municipio vecino con equipos de Vigo, por lo que considera que el servicio en Redondela es más eficiente ahora. Pone como ejemplo que las actas por consumo de drogas se dispararon este año de 2 a 45 porque ahora los policías de paisano y vehículos camuflados vigilan los bares.

De Luis Gallego insiste en que la comisaría de Redondela sigue activa pero su docena de agentes rotan ahora en los turnos de 130 policías de Seguridad Ciudadana, lo que garantiza la presencia los 365 días del año, de noche, mañana y tarde, de un coche policial al que ahora se sumará el iZeta para hacer barridos de matrículas.

El científico que no vio un capítulo de CSI entero

el actual comisario jefe de Vigo, José Luis de Luis Gallego, es un viejo conocido de la casa que se jubilará en marzo del 2020 al cumplir los 65 años. Considera que hay que dar paso a las nuevas generaciones. Al inicio de su carrera, Gallego estuvo destinado en la comisaría de San Blas en los años en los que el barrio madrileño padecía mucha marginalidad y delincuencia. En los años 90 y 2000, De Luis trabajó en el laboratorio de la Policía Científica de Vigo y él mismo comenta, en tono de broma, que, a pesar de ello, «nunca vi un capítulo completo de CSI». Es escéptico con la serie americana de detectives científicos porque «distorsionan nuestra operativa. Se basan en nuestras técnicas pero hacen ellos mismos la investigación, la inspección ocular y la detención del sospechoso, el cual, casualmente, siempre confiesa, pero la realidad es al revés». Pone como ejemplo la detención del supuesto parricida de Sárdoma, que lejos de declararse culpable como en la serie CSI, puso trabas y hubo que recabar muchas pruebas contra él. «En esta profesión hay luces y sombras, aciertos o no. Ojalá aquellas investigaciones atascadas lleguen a buen puerto», dice, en referencia al caso Déborah o las bombas de Cabral, que se remontan a principios del 2000. Otro reto es reforzar la lucha contra los malos tratos.

La comisaría ve «preocupante» el auge de la delincuencia en Internet

La comisaría ve «preocupante» el auge de la delincuencia por Internet en Vigo. Uno de los últimos timos detectados es un phising (envío de un cebo por email) en el que simula ser una aplicación ofimática oficial que alerta de la presencia de un virus en el ordenador y pregunta al usuario por su número de la tarjeta bancaria y su código secreto. Hay gente que lo da.

También se han registrado casos aislados de «timos del amor» en los que una víctima ayuda con 30.000 euros a un medio novio que encontró por Internet y que vive en Nigeria. Este le cuenta milongas y penurias para que su enamorada le envíe grandes sumas de dinero. «El que pica no es una persona con sus facultades disminuidas», dice un mando policial. El problema es que los delincuentes actúan desde servidores de Rusia o Nigeria, o en países poco colaboradores.

También se detectó el timo del CEO (o consejero delegado). El estafador finge ser un director de una empresa acreedora y ordena a otra que le transfieran los pagos a otra cuenta bancaria, desde la que cogen el dinero. La solución pasa por llamar al departamento de contabilidad de la otra empresa para confirmar el pago.

Además, ahora se sabe que unos falsos operadores de telefonía llaman a la víctima para ofrecerle la devolución de dinero cobrado de más y le piden el número de tarjeta, con el que a veces pueden hacer compras sin el código de seguridad.

Una idea para sortear las ciberestafas es pagar siempre con una cibertarjeta o monedero electrónico y recargarlo con poco saldo.

Las nuevas bazas para resolver casos: la base de datos Séneca, el mapa de delitos por barrios y los avances en ADN

La comisaría de Vigo ha apostado por las nuevas tecnologías para resolver casos y que tienen como denominador común que los policías cruzan datos. Es una especie de big data o análisis masivo de datos que es casero pero que funciona.

Entre sus bazas están la base de datos Séneca, que permite filtrar y ordenar miles de datos que introducen los patrulleros, el mapa estadístico del nivel económico y la delincuencia por barrios para predecir dónde actuarán los ladrones, y los avances en identificación por ADN que ofrecen esperanzas respecto a la resolución de muertes extrañas como la de Déborah, aún sin aclarar. El comisario jefe recalca que la investigación sigue «activa» desde Madrid. A mayores, los agentes dedican ratos libres a identificar huellas dactilares en sus bases de datos para resolver casos antiguos. Es muy laborioso y reducen las búsquedas a listas de quince o pocos más candidatos.

Uno de sus mejores aliados es el buscador Said para cotejar huellas halladas en el escenario de un crimen respecto a la base de datos de delincuentes. En el caso del DNI y el ADN, en España se exige actuar con orden judicial si el sospechoso es un ciudadano que nunca fue fichado. Con Said hacen rebuscas de las huellas del DNI. «Hubo casos en los que el ADN aún no estaba avanzado y, de lo contrario, ya habrían estado resueltos», comenta el jefe. Hay dificultades añadidas si el ADN es de extranjeros.

El análisis de ADN permitió éxitos como la identificación del tronco humano hallado en Rande hace casi 20 años. Tomaron muestras y las compararon con las de su mujer e hijo.

Otro cruce de datos que usan en la comisaría de Vigo se basa en los mapas estadísticos. Ponen como ejemplo que O Calvario es el barrio con menor renta media de Vigo pero también el que menos robos en casas padece. La razón es que los delincuentes siguen el rastro del dinero y van a saquear las zonas de chalés, por lo que la policía refuerza esos puntos y mantiene un grupo especializado en robos a domicilios. Si en vez de dos casos, aparecen tres, los agentes no esperan y refuerzan las vigilancias. Un solo caso de asalto a un domicilio habitado desata las alarmas. Y les preocupan las bandas itinerantes que tienen base en Vigo.

Desde comisaría insisten en que «en Vigo hoy en día no existen barrios chungos en los que un ciudadano no se atreva a entrar».

El lunes, el puerto acogerá un curso de seguridad en puertos que congregará a 45 mandos de la escala ejecutiva de toda España en Vigo.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El coche inteligente de la policía pilla dos coches robados por su matrícula