«¿Pueden castigarnos sin comer? Pues con el deporte igual, resulta obligatorio»

Federico Mallo reclama más ejercicio físico frente al ocio sedentario actual


VIGO / LA VOZ

«No somos lo que comemos pero lo que comemos sí ayuda a decir qué somos», fue la frase de arranque del catedrático Federico Mallo en la primera ponencia de la Mesa Saludable organizada por La Voz y Vegalsa Eroski con la colaboración de la Fundación Dieta Atlántica y la ayuda de conservas Cabo de Peña y A Rosaleira, Feiraco y Aceites Abril. Mallo prosiguió su ponencia -la primera de las diez previstas en Galicia- para asegurar que «la dieta es el espejo que mejor refleja una forma de vida». Pero más allá de la teoría, el profesor de la Universidad de Vigo no tardó en pasar a la práctica.

«Cómo preparamos los alimentos, los cocinamos o el tiempo que empleamos. Incluso cómo los consumimos, solos o en grupo», añadió Mallo antes de pedir, como mejor antídoto para cuerpo y mente, la práctica de deporte frente a la sedentarismo al que nos aboca la sociedad de consumo actual. «Nuestro ocio es sedentario y nos vamos haciendo obesos. Comida hipercalórica falta de proteínas y vitaminas. A los niños los educamos para que vivan parados y cuando llegan de clase los educamos para un ocio sentado. Hay que animarlos para que hagan lo que mejor saben: saltar, moverse, lo que se hizo siempre.

El profesor Mallo recapituló el listado de materias primas que forman la dieta atlántica, y recordó al suerte que tienen los residentes en Galicia de disfrutar de alimentos frescos en formato de pescados y mariscos, carnes, hortalizas y verduras. Incluso recordó un proyecto de la Universidad de Vigo que recoge más de 300 recetas saludables que pueden consultarse en el página web www.dietastlanticagallega.com. Al finalizar la ponencia, ya en el turno de preguntas, el público asistente planteó varias preguntas.

los más pequeños

Deporte y castigo. Federico Mallo recordó que el deporte no puede ser utilizado como castigo contra los niños. «¿Pueden castigarnos sin comer? Pues con deporte igual, es obligatorio. Es necesario y no puede suprimirse en esas circunstancias. Siempre será mejor y más saludable prohibir la tele, la consola y otras formas de ocio que invitan a estar sentado».

autocontrol

Ansiedad o necesidad. Otra de las cuestiones planteadas abría el debate sobre si se come más por ansiedad que por necesidad. Mallo deja claro que «siempre se comió por los ojos, las empresas lo saben e intentan aprovecharse haciendo promociones que alimentan esa necesidad impostada de consumo». El profesor aportó un dato relevante relacionado con esta situación: «Un tercio de los alimentos que se compran acaban en la basura».

Temporalidad

De la fruta. El consumo de cada fruta, en su época natural, fue subrayado por el profesor Federico Mallo con un ejemplo muy concreto: «En Galicia siempre se pueden comprar kiwis, pero los meses de producción son muy concretos. Sin embargo, al hacer la compra, se adquiere esta fruta con la etiqueta de ser un producto ecológico. Pero para que ese kiwi llegue fuera de temporada a Galicia fue necesario un traslado en avión que implica una contaminación que eclipsa ese vocación ecológica que se buscaba al comprar el producto».

JAPÓN Y CHINA

Deporte obligatorio. Las imágenes de ciudadanos chinos y japoneses haciendo deporte en horario escolar o laboral hace años que dan la vuelta al mundo. Mallo, a preguntas del público, aseguró ayer que se trata de un formato más que recomendable que, ojalá, fuese una realidad a este lado del Atlántico. «Las escuelas, en sus dos primeras horas del día, hacen deporte. El cuerpo está más despejado y lo agradece más que estar sentado en una aula».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«¿Pueden castigarnos sin comer? Pues con el deporte igual, resulta obligatorio»