Un procurador portugués muestra en Vigo cómo embargar 45.000 euros en unos segundos

El profesional luso hizo una demostración en el Círculo de Empresarios del sistema de Portugal para rastrear las cuentas bancarias de un moroso y retener sus fondos


VIGO / LA VOZ

Un procurador portugués ha hecho esta mañana una demostración ante sus homólogos vigueses de cómo embargar en cuestión de segundos a un moroso de Portugal que adeuda 45.000 euros. La misma operación tarda semanas o meses en Vigo porque necesita diversas aprobaciones del juez. En una reunión en el Círculo de Empresarios, el agente ejecutor luso entró en su ordenador portátil, accedió con su clave a la red de la Hacienda lusa, tecleó la orden judicial y comenzó a rastrear las cuentas bancarias del implicado hasta encontrar fondos, que inmediatamente, embargó. Fueron menos de mil euros. La operación se hizo en segundos ante la incredulidad de los procuradores vigueses que asistieron a la demostración y que están desesperados por el creciente atasco en la Administración de Justicia de Vigo.

Los vigueses quieren copiar el modelo exprés portugués de embargos que se basa en la figura del agente ejecutor, el cual cuando recibe una encomienda del juez luso pasa a ejecutar la orden de embargo. En Vigo, dijo el decano de los procuradores locales, José Antonio Fandiño, la orden de ejecución requeriría de varias autorizaciones, por lo que se puede demorar una semana, un mes o un año. En cambio, explican, desde que en el 2003 se implantó en Portugal la figura del agente ejecutor, las ejecuciones de embargos se han agilizado de manera exponencial.

Los máximos representantes de los procuradores gallegos y de la Orden de Solicitadores y de los Agentes de Ejecución portugueses se han reunido en él Círculos de Empresarios de Vigo este viernes para analizar la situación de la Justicia y colaborar para dotarla de mayor agilidad en el encuentro atlántico de procuradores y solicitadores. Hacen rondas y meses de colaboración para tratar de implantar este modelo del agente ejecutor en España.

Entre los asistentes figuraron el presidente del Consello Galego de Procuradores, Fernando Gonzalez-Concheiro Álvarez, el vicepresidente de la Orden de Solicitadores y Agentes de Ejecución portuguesa presidente , Paulo Teixeira, el vicepresidente del Consejo General de Procuradores de España, Javier Carlos Sánchez García, y el decano del Colegio de Procuradores de Vigo, José Antonio Fandiño Carnero.

Desde hace tiempo, los procuradores lusos y vigueses intentan colaborar para intercambiar datos de averiguación patrimonial, de forma que sepan el dinero que un vigués puede tener oculto en cuentas en el territorio luso y un portugués en el español.

El Colegio de Procuradores de Vigo señala que los casos sin resolver en los juzgados vigueses se han incrementado en un 61% en los dos u?ltimos an?os, seis veces ma?s que la media espan?ola (+9,7%) y el doble que en el resto de Galicia (+33%), segu?n un estudio propio con datos del Consejo General del Poder Judicial. El Consello Galego de Procuradores analizó con un representante de la Orden de Solicitadores y Agentes de Ejecucio?n de Portugal el modelo luso implantado en el 2003 y que, según señalan, ha logrado reducir en un 50 % los tiempos de la justicia portuguesa.

El número pleitos en Vigo se ha desplomado a partir del 2010 a causa de las diferentes reformas legales, como la aplicación de una tasa judicial, luego derogada; después por la despenalización de los juicios de faltas por insultos y los accidentes de tráfico por alcance, así como el fin de la crisis y en el 2018, por el parón de tres meses de huelga judicial. Sin embargo, al concentrar todos los juicios de la provincia relativos a cláusulas suelo, Vigo se encuentra desbordado y con un tapón de 4.000 asuntos sin resolver.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un procurador portugués muestra en Vigo cómo embargar 45.000 euros en unos segundos