Lista de espera para los juicios laborales

Jueces de Vigo citan a algunos trabajadores para finales del 2020 para analizar sus demandas en las que reclaman dinero por horas extra o complementos salariales y asuntos de cotización


vigo / la voz

«Los trabajadores ahora lo pelean más», dicen fuentes judiciales. Los litigios laborales por despidos han crecido un 9,7 %, las reclamaciones de cantidades un 8,2 % y los pleitos contra la Seguridad Social un 4,3 % respecto al año anterior. Los efectos no se han hecho esperar: algunos jueces tienen una lista de espera de más de un año para celebrar un juicio laboral. El Juzgado de lo Social número 5 de Vigo tiene programado su último juicio para octubre del 2020 pero, fuentes del tribunal aclaran que no se trata de despidos, que son urgentes, sino de asuntos rutinarios que se posponen. Lo que las salas están dejando para el final en su agenda son las reclamaciones de dinero por el pago de horas extra o los asuntos contra la Seguridad Social (a excepción de obtener la alta o la baja, que se considera urgente). Salió a la luz algún caso de trabajador que recurrió contra un expediente disciplinario y tiene que esperar más de un año a la vista.

Actualmente, un trabajador despedido hoy en Vigo y que presente una demanda tiene que esperar entre mes y medio y cuatro meses a que se celebre el juicio. En todo caso, aclaran fuentes judiciales, el empleado puede presentar hoy mismo su carta de despido en las oficinas del INEM y empezar a cobrar su subsidio sin necesidad de esperar como antes a obtener una sentencia dentro de unos meses para que el juez declare su expulsión improcedente o le otorgue mayor indemnización. Los magistrados de Vigo, por ley, dan prioridad a estos juicios por despido, los cuales, desde el 1 de enero y hasta la fecha, han subido de 723 a 850 pleitos respecto a hace un año.

En concreto, se han disparado los juicios por despidos objetivos, al pasar en un año de 241 a 316 pleitos, lo que supone un aumento del 31 %. Se trata de juicios en los que la empresa alega ante el juez que está pasando por graves dificultades económicas y se ve obligada a reducir la plantilla para cuadrar las cuentas.

También están aumentado los juicios por reclamación de cantidades, por ejemplo, cuando el trabajador considera que le deben horas extra o un complemento salarial. Según fuentes judiciales, este tipo de pleitos son, muchas veces, de escasa cuantía como 70 o 190 euros. La explicación de que los trabajadores peleen por cantidades tan pequeñas es que la jurisdicción social es gratuita y los trabajadores acuden a los abogados del sindicato, de forma que el pleito no tiene ningún coste para ellos.

Son estos pleitos de cantidades los que los juzgados están posponiendo para dentro de un año porque no son prioritarios.

Con la nueva ley de horarios laborales, es posible que estas reclamaciones aumenten.

Otra cuestión a tener en cuenta es que dos juzgados de lo social de Vigo van a velocidad de crucero (los números 1 y 2 tienen una lista de espera de pocos meses) mientras que los otros tres acumulan importantes retrasos, a veces por problemas con las bajas o la gestión. Todos ellos son auxiliados por un refuerzo y, en breve, parte del trabajo será desviado al número 6, que abrirá sus puertas el día 30.

Los funcionarios notan mayor carga de trabajo este año. Y las estadísticas lo avalan: las demandas totales en Vigo pasaron de 4.148 a 4.358. Subieron un 5 %.

Un dato destacable es que las demandas por conflictos colectivos, que son complejas y cada una mueve a decenas de trabajadores, han subido de 27 a 41, lo que supone un aumento del 51 %.

Abogados laboralistas consultados recientemente señalaron que el ritmo de trabajo de los juzgados de lo social de Vigo es bueno si se compara con otros tribunales gallegos o de España. El abogado laboralista Fabián Valero señala que estos retrasos se pueden deber a una sobrecarga de trabajo. «Parece que hay repunte en demandas y conflictividad», afirma.

El sexto tribunal de lo social abre sus puertas el día 30

El Juzgado de lo Social número 6 de Vigo abrirá sus puertas el día 30, según fuentes jurídicas. Asumirá entre 800 y mil casos al año. La sede estará situada en el antiguo tribunal de las preferentes y del refuerzo de familia, en un piso alquilado por la Xunta en la Travesía de Coruña, a 500 metros de los edificios judiciales de la calle Lalín. La apertura de la sala era muy esperada por la judicatura viguesa porque, desde que empezó la crisis, los cinco tribunales laborales estaban soportando cargas de trabajo de 6.000 asuntos al año entre todos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Lista de espera para los juicios laborales