Herido tras enfrentarse al cura e interrumpir un entierro en Alcabre

El sexagenario protestaba porque creía haber escuchado música en el recinto


vigo / la voz

Un hombre de 63 años resultó herido ayer después de interrumpir un entierro en el cementerio de Alcabre e insultar al cura que oficiaba el acto. Esta persona se puso furiosa al observar a los miembros de una banda de música dentro del camposanto. Sin respetar el duelo de los familiares, se presentó en medio de la ceremonia y comenzó a increpar en voz alta al sacerdote ante la mirada estupefacta de más de medio centenar de personas. Le echaba encara que cuando fue el entierro de su mujer no le había permitido llevar una banda para tocar en el cementerio.

Un allegado consiguió apartarlo del lugar, pero acabó encarándose con la familia «y volaron puñetazos», según comentó un testigo de los hechos. Durante la trifulca, el féretro aún no había sido depositado en el nicho. Poco después llegó el hijo, que se sumó a la reyerta para defenderle.

Agentes de la Policía Nacional y de la Policía Local se presentaron en el cementerio y lograron disolver el enfrentamiento. El individuo que provocó el jaleo tuvo que ser trasladado en ambulancia. Al parecer, no es la primera vez que esta persona protagoniza incidentes en el cementerio.

Decenas de personas estaban despidiendo a una persona muy querida en Cabral, que falleció con 56 años tras una enfermedad. Era miembro de una agrupación musical de esta parroquia, por lo que al sepelio acudieron todos sus componentes. Por la mañana habían hablado con el párroco de Alcabre para poder tocar en el momento del enterramiento por expreso deseo de la familia, pero el sacerdote no les dio permiso porque no deja que haya música dentro del recinto sagrado.

Música prohibida

El conjunto musical tocó fuera del cementerio y después sus miembros entraron dentro para rezar. Llevaban los instrumentos, pero guardaron silencio por respeto a la decisión del religioso, señaló un testigo.

El párroco de Alcabre es conocido por oponerse a que toquen las bandas de música en los entierros.

Generó gran polémica en abril del 2016 cuando echó a un grupo de mariachis contratados por una familia para despedir con rancheras a un vigués casado con una mexicana. El párroco se enfadó al oír las guitarras de la música pagana ante el nicho, como era el deseo del fallecido, quien quería que la pieza de El Rey sonase en su entierro. Pero el cura no lo permitió y expulsó a los músicos. La solución, al igual que ayer, fue que las melodías continuasen en el exterior del camposanto. La familia quedó muy decepcionada porque querían que la misa, más que solemne, respondiese a la ilusión que le hacía a su padre despedirse a ritmo latino. Hay noticias de otros incidentes entre el párroco para prohibir las bandas de música dentro del recinto.

Empezó a insultar al sacerdote cuando el féretro aún no había sido metido en el nicho

Recibió golpes de allegados del fallecido airados por estropear el último adiós

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Herido tras enfrentarse al cura e interrumpir un entierro en Alcabre