«El pez cebra es muy insignificante, pero también muy importante para la ciencia»

La escritora viguesa presenta mañana en el Marco su primera novela publicada


Vigo

El salón de actos del Marco acogerá mañana, a las 20.00 horas, la presentación de La importancia del pez cebra, primera novela de la escritora viguesa María Rodríguez publicada por la Editorial Elvira. La relación de esta escritora con la editorial surgió hace dos años cuando ganó el IV Certamen Nacional de Relatos Vigo Histórico.

-¿Qué importancia tiene un pez cebra?

-El título surgió por un artículo científico en el que se explicaba que era un pez muy pequeño, pero con característica genéticas muy similares al ser humano, por eso se utiliza mucho en los experimentos científicos. Así, que es un ser insignificante, pero al mismo tiempo es muy importante para la ciencia. Yo quería resaltar eso con unos personajes que son muy cotidianos, pero que son importantes por vivir sus propias vidas.

-¿Cuál fue el punto de partida de la novela?

-Coincidió con el inicio de la adolescencia de mis hijos y mi intención de comprenderlos. Y, por otro lado, debido a que soy psicóloga de profesión, trabajo con niños y adolescentes. Traté de comprender el mundo adolescente para no verme muy alejada como adulta. Así que es un intento de que los adultos, a través de esta novela, vuelvan a situarse incluso en su propia adolescencia o intentar entenderla.

-¿Tiene un carácter didáctico la novela?

-No, no tengo ninguna intención pedagógica; es una novela. No hay ninguna intención pedagógica porque no quiero juzgar a ninguno de los personajes; no tengo ninguna intención de enseñarle nada a nadie ni tampoco de censurar.

-¿Qué papel le otorga al escenario de la novela?

-Siempre me dio rabia que las novelas ambientadas en grandes ciudades salían los nombres de las calles y cosas así. Me parece que había poca autoestima con Vigo, como si no se pudiese hablar de una ciudad pequeña. Yo quise hablar de lo que yo conocía; en la plaza de A Constitución vivieron mi abuelo y mis padres, con lo cual era para mí el escenario natural. Aunque no lo menciono directamente a lo largo de la novela, sí quería situarme en una ciudad portuaria, que podría ser cualquier ciudad europea media, donde vive un chaval, que también puede ser cualquier chaval.

-¿La presencia de personajes adolescentes implica que está dirigida a esa franja de edad?

-Creo que podría gustarle a un adolescente mayorcito; uno de 15 años no creo que capte todas las capas que tiene la novela. Un adolescente lector, a partir de los 17 o 18 años sí que puede leerla, pero realmente está dirigida a un público adulto, porque está escrita desde mi punto de vista de adulta, madre de adolescentes y de persona que se relaciona con adolescentes. Pero de alguna manera, es más abierta porque hay tres personajes que ocupan tres edades distintas.

-¿Este libro supone un salto en su trayectoria literaria?

-Este libro lo acabé hace diez años, pero personalmente creo que sí supuso un salto porque antes yo había escrito para experimentar y, con el paso del tiempo y mi aprendizaje como escritora, me di cuenta que aquel primer intento no dio una novela buenísima. Luego escribí con otra escritora una novela a medias, que también quedó en un cajón, pero que para mí fue como hacer un máster de literatura. Así que esta, aunque es la tercera, es la primera porque me doy cuenta de que está bien. Habiéndola leído 10 años después, veo que sigue estando bien. A partir de ahí empecé a tener más seguridad en mí misma a la hora de escribir relatos y enviarlos a concursos, sobre todo, al ver que ganaba alguno. Da mucha autoestima literaria. Sigo haciendo relatos porque sirve para contar algo puntual sobre mi vida; me gusta mucho.

-¿Por qué escribe?

-Es una manera de ordenar mi pensamiento y de contar lo que pienso del mundo. Además, antes de escritora soy lectora. Si no pudiese hacer otra cosa, siendo lectora ya me valdría para tener una vida plena.

-¿Cómo fue la relación con la Editorial Elvira?

-Es la primera editorial que confía en mí, por eso tienen mi eterno agradecimiento. La relación con ellos fue fantástica.

-¿Sigue escribiendo?

-Sí, por supuesto, ya he escrito otra novela, que además estuvo seleccionada en el Premio Torrente Ballester. Ahora, estoy escribiendo otra nueva. Yo seguiré escribiendo.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«El pez cebra es muy insignificante, pero también muy importante para la ciencia»