Un año de cárcel para el administrador de una constructora por la muerte de un capataz en Castrelos

El empresario tendrá que pagar una multa de 4.320 euros y su encargado de obra, otros 2.160 euros por no poner las medidas de seguridad adecuadas


vigo / la voz

El administrador de una constructora y su encargado de obra aceptaron ayer un año y tres días de cárcel en total por un delito de homicidio por imprudencia y por otro contra los trabajadores. Admitieron su culpabilidad en la falta de medidas de seguridad en la muerte de un capataz de obra sobre el que cayeron unas vigas de hierro cuando las descargaba un camión con unas eslingas inadecuadas.

Además, el acuerdo alcanzado ayer en una vista por conformidad en el Juzgado de lo Penal número 1 de Vigo contempla una multa de 4.320 euros para el empresario y otra de 2.160 euros para el encargado de la obra.

Otro parte de la condena contempla la inhabilitación de ambos acusados para ejercer su oficio durante un año y tres días, lo mismo que hacer tareas de seguridad e higiene.

También está previsto abonar una indemnización a los familiares del fallecido (se cree que 400.000 euros), dentro de un seguro voluntario. El hecho de que el dinero ya estuviese entregado contribuyó a que la Fiscalía admitiese un delito de reparación del daño.

La ejecución de la condena fue suspendida para ambos a cambio de pagar una multa y cumplir otras condiciones.

Los hechos ocurrieron cuando un encargado de obra de cimentaciones trabajaba en la construcción de un edificio en la avenida de Castrelos el 27 de abril del 2016. El capataz, que estaba sentado en la caja de un camión, falleció aplastado por una carga de vigas que se desenganchó. Los dos acusados son el constructor R.M.G., representante legal de CIMSSA, y el encargado de obra y prevención B.F.M..

En el momento del accidente, unos operarios estaban descargando 28 perfiles de acero de 12 metros de longitud cada uno y que pesaban 4 toneladas en total. Los iban a usar para elaborar micropilotes. La descarga se hizo con ayuda de una retroexcavadora. Las eslingas que sujetaban las vigas se rompieron y la carga se vino contra el pecho del obrero V.M.G., de 58 años, y lo aplastó contra una de las balderas laterales de la caja del camión. Sufrió graves traumatismos torácicos y abdominales y falleció. Dejó viuda y dos hijos.

La Fiscalía vio graves carencias en las medidas de seguridad.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un año de cárcel para el administrador de una constructora por la muerte de un capataz en Castrelos