El Concello echa a la empresa de las entradas de Vigozoo por abandono

La Administración local tuvo que contratar a otra compañía y pedirá una indemnización


vigo / la voz

El Concello ha terminado por rescindir el contrato a la empresa que se encarga de la atención al público en Vigozoo por abandonar el servicio. La reciente decisión de la Junta de Gobierno Local está avalada por un informe del Consello Consultivo de Galicia. La administración local estudiará ahora la indemnización que reclamará a la concesionaria Coyma por haber dejado de prestar este servicio el pasado mes de marzo, sin haber terminado el período de concesión que terminaba este mes de septiembre. El Concello se vio obligado a contratar a otra empresa y asumir un sobrecoste para no cerrar el zoo. Por el momento ha incautado la garantía de cerca de 4.000 euros que la adjudicataria aportó en el momento de firmar el contrato y está pendiente una valoración posterior para determinar la cantidad total.

Probado

El Consello Consultivo de Galicia ha informado favorablemente a la resolución del contrato. Considera probado «sin ninguna duda» que la empresa abandonó el servicio «e non ofrecen nin a máis mínima marxe de reserva acerca da veracidade deste extremo».

Así se desprende del informe del director de régimen interno de Vigozoo. «Desde este órgano consultivo considérase que queda cuberta formalmente a causa lexitimadora do acordo de resolución que se propón», señala el informe del Consello.

Dificultades económicas por la subida del salario mínimo en un 22,30 %

El aumento del salario mínimo interprofesional que llevó a cabo el gobierno de Pedro Sánchez es el argumento que justificó la empresa concesionaria para renunciar al contrato y acabar marchándose antes de tiempo.

La adjudicataria remitió al Concello un escrito argumentando que, con motivo del aumento del salario mínimo un 22,30 % «se nos hace inasumible soportar por mucho más tiempo ese incremento de los costes de contratación que, en suma, nos estaban haciendo perder dos euros por cada hora de prestación de servicios en cada uno de los auxiliares».

Consideran que este incremento «no es una simple aleatoriedad en la que entra en juego el riesgo y ventura del contratista cuando licita, sino que más bien es una causa sobrevenida y que sería motivo más que suficiente para llevar a cabo una resolución contractual». Por eso consideran legítimo haber terminado la actividad en el zoo de manera unilateral.

Culpa

La empresa Coyma Servicios Generales culpa a la administración central de haber alterado el contrato en su economía «y es ella la que rompe el equilibrio económico y, por tanto se nos hace necesario, la ruptura de ese vínculo contractual».

Por tal motivo, el pasado 30 de enero propusieron al Ayuntamiento la resolución del contrato de mutuo acuerdo. El Concello rechazó de plano dicha solicitud. Admite la resolución del contrato, pero por incumplimiento del plazo porque la empresa lo dejó antes de la fecha pactada para la conclusión.

Instalaciones ante un cambio de rumbo

El zoo de Vigo tiene aún el reto pendiente de asumir un cambio de modelo para adaptarse a los nuevos tiempos. El alcalde, Abel Caballero, en más de una ocasión se ha manifestado a favor de cambiar el concepto porque en pleno siglo XXI «los animales no pueden estar presos porque se vuelven locos y es un sufrimiento muy fuerte y vamos a ir un modelo distinto». El objetivo que se persigue es continuar potenciando el carácter pedagógico de las instalaciones, organizando visitas y campamentos entre los escolares. El Concello apuesta por el mantenimiento del zoo, habida cuenta de que es uno de los parques más visitados de la ciudad. Para ello demanda una mayor cooperación de la Xunta de Galicia Más de 67.000 personas acudieron al zoo a lo largo del año pasado. El PP plantea crear un grupo de trabajo en el que se involucre la Universidad, el sector científico y el turístico y potenciar el recinto como recurso pedagógico. El colectivo animalista Libera y la Fundación Franz Weber también aboga por un cambio de rumbo. Hace meses emprendió una campaña encaminada a convertir el zoo en un centro de recuperación de la fauna. El experimento social consistió en realizar una encuesta ciudadana para pulsar la opinión de la gente. Consultaron a 200 personas y el 66 % de ellos avalarían una hipotética reconversión del zoo dedicado a la rehabilitación y recuperación de la fauna silvestre, tanto proveniente de su hábitat natural como de las incautaciones realizadas. A Madroa ya recibe constantemente animales dañados para su recuperación que envía la Xunta y otros organismos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El Concello echa a la empresa de las entradas de Vigozoo por abandono