Un imán

Las playas de Vigo tienen una alta concentración de arena de magnetita


Vigo

Las playas de Vigo son un imán. Y no porque su belleza atraiga al turismo. Sino porque, literalmente, tienen altas concentraciones de arena de magnetita, un mineral ferroso con propiedades magnéticas. De hecho, la ría viguesa es un ejemplo mundial, citado a menudo como algo singular junto a las minas de la ciudad de Kiruna, en Suecia.

Que en la ría haya magnetita no es extraño. Porque la geología de Vigo es muy interesante, como demuestra el científico Ricardo Prego, del Instituto de Investigaciones Marinas, que ha publicado con el CSIC el libro divulgativo Qué sabemos de las tierras raras. En él desgrana las curiosidades los 17 elementos que reciben esta denominación, que son apetecidos por la industria porque con ellos se hacen los más avanzados componentes electrónicos, aunque tengan nombres personajes de Mortadelo y Filemón: neodimio, prometio, samario, europio, gadolinio, terbio, disprosio, holmio, erbio, tulio, iterbio y lutecio.

Ya en los años 60 del siglo pasado, geólogos holandeses descubrieron que el monte Galiñeiro es rico en tierras raras. Y que se extienden a lo largo de una franja que va hasta el monte de A Guía, atravesando Vigo. La mala noticia es que la rareza del suelo vigués alimentó proyectos de explotación, algo que sería un crimen medioambiental para O Galiñeiro porque es altamente contaminante. Así que conformémonos con admirar el suelo que pisamos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un imán