O Marisquiño afronta el primer aniversario del accidente con el frente judicial abierto

«Una vez que han pasado las elecciones nos sentimos abandonados», lamentan desde la plataforma de víctimas

El paseo donde se celebrará la esta edición de O Marisquiño junto al muelle, todavía en obras, donde tuvo lugar el accidente
El paseo donde se celebrará la esta edición de O Marisquiño junto al muelle, todavía en obras, donde tuvo lugar el accidente

Vigo

Caso abierto. A punto de cumplirse el primer aniversario del accidente de O Marisquiño (lunes 12), las víctimas siguen incorporándose a la causa y continúa la investigación. Los frentes judicial y político permanecen activos a pocos días de que se celebre una nueva edición del festival de cultura y deportes urbanos más espectacular de España y que atraerá a decenas de miles de jóvenes a Vigo. Como el litigio no está resuelto, nadie quiere asumir el coste de la reparación del muelle hundido con el resultado de 467 heridos.

La Justicia no se ha pronunciado aún al respecto. De momento, lo único que se ha hecho es alzar una especie de muro de la vergüenza consistente en un doble vallado que oculta la zona derrumbada y la que todavía está en peligro de hundirse por su mal estado.

La noche del 12 de agosto del 2018, parte de la plataforma del paseo que bordea el litoral del Club Náutico de Vigo se vino abajo cuando centenares de jóvenes coreaban las canciones del cantante Rels B. El hundimiento de la tarima sustentada por una estructura de hierro y cemento se saldó casi medio millar de accidentados, de los cuales 7 estuvieron graves a consecuencia de los traumatismos. Muchos jóvenes cayeron encima de otros y se pisaron para poder salir. Por suerte, la marea estaba baja en ese momento y no hubo que lamentar ninguna víctima mortal.

A día de hoy, las víctimas siguen esperando respuestas. Cerca de 350 heridos han denunciado sus lesiones en el juzgado que instruye la causa, el número tres de Vigo. La plataforma impulsada por la Federación de Asociaciones de Vecinos de Vigo, Eduardo Chao, aglutina ya a 160 damnificados que buscan una reparación de los daños y secuelas que han sufrido. Su portavoz, Julio López, padre de una menor herida, asegura que «hasta las elecciones nos hacían mucho caso, ahora que han pasado parece que nadie se acuerda de nosotros».

El juzgado continúa recibiendo denuncias e importantes bufetes de Vigo trabajan este mes de agosto para elaborar y cuantificar las demandas de sus clientes. «Vamos a seguir entregando reclamaciones de clientes hasta final de agosto», señalan varios abogados que están involucrados en este proceso. El juzgado tendrá que evaluar y cuantificar los partes de lesiones de cada uno de los heridos que reclaman para poder asignarles la cantidad de dinero que les corresponde a la hora de indemnizarles. El procedimiento es lento y complejo. Por eso la instrucción no está finalizada y no se sabe cuándo terminará. Pero el Juzgado de Instrucción número 3 no para en su labor de investigación. El próximo 18 de septiembre los peritos en estructuras que examinaron el mulle hundido tendrán que ratificar sus informes acerca del estado de la infraestructura. Las peritaciones iniciales revelan que la corrosión había ido minando los pilares, lo que provocó el colapso de la estructura cuando soportaba el peso de cientos de personas. Autoridad Portuaria y Concello de Vigo se echan mutuamente la culpa de la falta de mantenimiento y tienen su propio contencioso.

En septiembre los peritos se someterán a las preguntas de la Fiscalía y de los abogados de las víctimas para ratificarse en sus informes o matizar alguna cuestión para que las partes puedan evaluar en sus informes qué sucedía exactamente y por qué. Cuando se esclarezca se determinarán las responsabilidades pertinentes y las compensaciones a los perjudicados. El profesor de Ingeniería Javier de la Puente, de la Universidade de Vigo, señaló que la corrosión continua del mar provocó que la estructura que sujeta el paseo fuera menos segura al reducirse su capa de acero. En segundo lugar, el estudio señaló que el muelle puede soportar 500 kilos de peso por metro cuadrado y en el momento del hundimiento la cifra se acercaba a la mitad, 250 kilos, por lo que en ningún caso el peso de los asistentes al concierto fue determinante. Los informes periciales exculpan a la organización del evento.

La comisión de investigación en el Parlamento está parada. El diputado Abel Losada lo atribuye al informe del Consejo de Estado y el popular Alberto Pazos prevé que seguirá en septiembre.

Los conciertos de este fin de semana serán en una plaza

El festival espera atraer a Vigo este fin de semana a más de cien mil personas que ocuparán una superficie de 150.000 metros cuadrados en los jardines de As Avenidas, en la zona de Abrir Vigo al Mar y en la plaza de la Estrella, donde se alza el edificio de la Xunta. Solamente ha quedado sin poder utilizarse una franja de dos mil metros cuadrados debidamente aislada y acotada por su mal estado y que está al borde de la ría. Además de los grandes espectáculos de deportes urbanos y riesgo, la programación musical ocupa un lugar importante, con tres escenarios diferentes y la presencia de artistas como Eric Bobo, Jota Mayúscula, Biznaga o Niña Coyote eta Chico Tornado. Precisamente para garantizar la seguridad de todos, los conciertos se han trasladado a la plaza de la Estrella.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

O Marisquiño afronta el primer aniversario del accidente con el frente judicial abierto