El Poder Judicial excluye a Vigo del penal especializado en malos tratos

La ciudad concentra la mitad de los casos de la provincia de violencia de género pero la excluyen por no ser capital


vigo / la voz

El hecho de que Vigo no sea capital de provincia vuelve a restarle la posibilidad de obtener una dotación judicial. En este caso, se trata de especializar un juzgado de lo penal en materia de violencia sobre la mujer como el que ya disfruta Pontevedra desde hace varios años. El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) encargó a su servicio de inspección elaborar un informe para averiguar, en función de la carga de trabajo, cuántos juzgados de lo penal de España deberían asumir la competencia en violencia sobre la mujer en cada capital de provincia, así como en Móstoles, Alcalá de Henares y Getafe.

En Pontevedra hay cuatro juzgados de lo penal en la capital, de los que el cuarto está especializado en asuntos de violencia machista pero no excluye otras materias. En cambio, de los tres penales de Vigo, ninguno tiene esa especialidad sino que se reparten los asuntos según llegan. Y no parece que haya solución porque el informe ignorará a Vigo por no ser capital. Paradójicamente, uno de los dos únicos juzgados de instrucción especializados en violencia sobre la mujer de Galicia está en Vigo, que celebra juicios rápidos y deriva los demás litigios que investiga a lo penal y a la Audiencia de Pontevedra.

Las estadísticas avalan la tesis de que Vigo también tendría que tener su juzgado penal de malos tratos. El 53 % de los procedimientos por malos tratos que se elevaron a la vía penal en la provincia en el 2018 se juzgaron en los partidos judiciales de Vigo y Redondela, la cual entra en la misma jurisdicción. En el 2017, eran un 49,8 %. Incluso así, Vigo tramita un millar de juicios penales al año, de los que el 12,18 % son por malos tratos.

La tendencia es similar en el 2019. En el primer trimestre, Vigo elevó 36 procedimientos de violencia de género al juzgado de lo penal frente a los 6 de Pontevedra, los 11 de Ponteareas, los 7 de Vilagarcía o los 6 de Redondela. En total hay 80 casos desde enero a abril. Entre Vigo y esta última localidad suman el 52,5 % de la carga de trabajo de la provincia.

El estudio del Poder Judicial solo contempla tres excepciones en tres partidos judiciales que no son capital de provincia. Todos están en Madrid. Móstoles elevó 90 procedimientos penales en el 2018 y 44 en el primer trimestre del año. Getafe tuvo 48 y 14, respectivamente, y Alcalá de Henares, 228 y 81. Compárese algunas de estas cifras con las de Vigo.

El acuerdo para realizar el estudio fue adoptado a propuesta de la vocal del órgano de gobierno de los jueces y presidenta del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género, Ángeles Carmona. La idea es cumplir el pacto de Estado contra la Violencia de Género aprobado en el 2017 por el Congreso y el Senado.

Dicho pacto propone reforzar e impulsar la especialización de los juzgados de lo penal para «contribuir a optimizar la respuesta institucional» frente a la violencia machista y hacerla más efectiva porque se unen a los recursos personales especializados de otras instituciones como la Fiscalía, la Abogacía y los forenses.

El pacto recalca que los juzgados de lo penal son los que enjuician mayor porcentaje de delitos de la ley de medidas de protección integral contra la violencia de género y anima a especializar «uno o varios en cada provincia para facilitar el conocimiento de los asuntos» de violencia machista. Se puede implantar «de manera exclusiva donde lo exija el volumen de asuntos, o bien compatible con otras materias». Esto da un margen para Vigo.

Motril, Sabadell, Vilanova i la Geltrú y Algeciras tienen un juez penal para delitos machistas

Entre las ciudades similares a Vigo que no son capital de provincia se da el caso de Algeciras, en Cádiz, cuyo cuarto juzgado de lo penal está especializado en violencia sobre la mujer y quebrantamiento de condena. Otro ejemplo es el penal número 2 de Motril, en Granada, que está especializado en violencia machista y quebrantamientos de condena y medidas de seguridad. Ocurre lo mismo en Sabadell (número 4) y Vilanova i la Geltrú (número 4), ambos en Barcelona.

El Poder Judicial destaca que aún hay 31 capitales de provincia que carecen de este juzgado especializado en violencia de género, entre ellas Lugo y Ourense. Seis capitales solo tienen un juzgado de lo penal. En el caso de A Coruña, el penal número 6 dispone desde hace años de un juez especializado en malos tratos y lo mismo que Pontevedra.

Uno de los criterios que toma en cuenta el Poder Judicial es que debe haber cuatro juzgados de lo penal en el partido judicial y, en el caso de Vigo, solo hay tres. Se hace excepciones con las capitales de provincia con dos salas como Albacete, Cáceres, Ceuta, Ciudad Real o Cuenca.

Siempre se reclamó en la ciudad una cuarta sala penal pero se pedía para ejecutar las sentencias por delitos y hacer seguimientos a condenados. Cada año Vigo tramita entre 1.000 y 1.200 juicios penales mientras que los cuatro juzgados de Pontevedra suman 1.455. La media de Vigo de 364 asuntos al año, similar a la de Pontevedra. El Penal número 4 de Pontevedra, especializado en violencia sobre la mujer, tramitó 315 casos, aunque al no ser exclusivo trata más materias.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El Poder Judicial excluye a Vigo del penal especializado en malos tratos