La gran tala llega a la Gran Vía

Los operarios comenzaron ayer a cortar los 128 castaños que está previsto eliminar

;
La gran tala de la Gran Vía de Vigo El proyecto para poner la rampa incluye la desaparición de 128 árboles en el tramo entre Urzaiz y la Plaza de España. También la previsión de trasplantar 45 camelios y 29 naranjos

vigo / la voz

El Concello de Vigo tenía entre sus planes estelares para la ciudad y sus habitantes, la total transformación de la Gran Vía. Y si hasta ahora era un proyecto en un papel, desde ayer ese cambio ya no tiene vuelta atrás y se evidencia con la tala de decenas de ejemplares de castaños de Indias, que jalonaban la acera de los números impares de esa calle, la del lado de El Corte Inglés, y estaban

Las obras obedecen a la instalación de unas rampas mecánicas que arrancarán desde María Berdiales y acabarán precisamente, a las puertas de este centro comercial. El proyecto para poner la rampa, una mampara transparente y un variado de elementos vegetales de adorno, contempla desde el principio la desaparición de 128 árboles de gran porte y cerca de 70 años de edad, plantados en el tramo de la Gran Vía comprendido entre Urzaiz y la plaza de España. En el plan de ejecución de la obra se recoge que los 45 camelios y 29 naranjos amargos del bulevar deben ser trasplantados, mientras que los 41 castaños de las Indias y los 13 tilos de las aceras laterales deben ser talados.

También se contempla la retirada de la estatua de los Rederos (que también será trasladada, pero en la siguiente fase ya que el plan global fue denunciado lo paralizó Patrimonio).

La operación comenzó esta semana con la retirada y el corte de alguno de los árboles del bulevar central. Ayer a media mañana se comenzó a ejecutar la tala de más de una decena de árboles en las dos aceras laterales, que continuará hoy hasta no dejar ni uno cuando terminen.

Entre los vecinos y viandantes que fueron testigos de la operación se repartían las sensaciones de tristeza e indignación, y también de alegría, como un vigués encantado «porque las raíces levantaban las aceras».

Ana García, portavoz de la plataforma Salvemos la Gran Vía, estaba desolada: «Es una canallada cargarse el único bulevar de Galicia con esos grandes árboles. Mis nietos ya no los verán», lamenta. García fue la impulsora de la iniciativa ciudadana contraria a la reforma de la Gran Vía tal y como estaba planteada. Solicitaron reuniones con el alcalde, que nunca les recibió, y propusieron alternativas como la puesta en marcha de un microbús o el mantenimiento, al menos, de los árboles de los lados. También organizaron varias manifestaciones pero no lograron un respaldo masivo, aunque sí el de grupos políticos con representación municipal como Marea de Vigo. El partido denunciará la tala de árboles ante la Unión Europea para que esta institución tome conocimiento de en qué se emplean sus fondos en Vigo, según anunció el portavoz, Rubén Pérez.

Según el Concello, todos los ejemplares están en mal estado

El Concello comunicó al respecto que la actuación, «como non podería ser doutro modo, foi supervisada por técnicos municipais e, no caso concreto da ordenación ecolóxica, estética e paisaxística conta cos informes de enxeñeiros agrónomos, que sinalan un deterioro de 11 puntos sobre 12 en cada unha das árbores analizados. Poderían caer en calquera momento ocasionando un grave problema de seguridade». Según expertos consultados como el educador medioambiental Antón Lois, en algunos se ve una posible infección de hongos pero se podría evaluar el nivel de afección y su grado de reversibilidad con tratamientos fitosanitarios además de ampliar alcorques y abonar y oxigenar la tierra.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

La gran tala llega a la Gran Vía