El futuro del bádminton está en Vigo

Ania Setién, Lucía Rodríguez y Jacobo Fernández forman la mejor generación de la disciplina en Galicia y ocupan puestos destacados en el ránking europeo


vigo / la voz

El futuro del bádminton en España reside en el área metropolitana de Vigo y entrena en el CGTD en Pontevedra. Ania Setién (2003, San Sebastián pero afincada en Vigo), Lucía Rodríguez (Salvaterra, 2004) y Jacobo Fernández (Vigo, 2003) se han convertido en la punta de lanza de la disciplina aprovechando una combinación de talento individual y el metódico trabajo a las órdenes del técnico Rafa Vázquez en el centro pontevedrés que les ha llevado a coleccionar medallas a nivel nacional. Ahora, le llega la reválida continental con el Europeo.

«Esta temporada ha sido la explosión de los tres, tanto a nivel nacional como internacional», comenta Juan Fernández, el secretario de la Federación Galega de Bádminton que además pone el valor la irrupción del trío al mismo tiempo: «Era algo impensable, nunca había pasado en el bádminton español que destacasen tres promesas al mismo tiempo y que los tres estuviesen entrenando en Galicia».

Ana Setién, del Cíes Vigo, es sub-17 de primer año, pero ya se ha proclamado campeona de España sub-19 superando a contrincantes mucho mayores y es además la número seis de Europa. Destaca por su gen competitivo. «Es una luchadora nata, se nota que tiene orígenes vascos porque ante cualquier adversidad se crece. La capacidad de lucha y superación que tiene es increíble», dice Fernández, que recuerda cómo en un torneo en Estella recibió la noticia de la muerte de su abuela y lejos de venirse abajo le puso todo el corazón para terminar ganando el torneo.

Lucía Rodríguez, del Bádminton As Neves y décimo segunda de Europa, tiene a su favor la técnica. «Es más frágil psicológicamente, pero técnicamente es mejor que Ania y en la pista muchas veces prevalece lo mental por encima de los físico y lo técnico». De carácter introvertido, necesita soltarse.

Algo parecido le sucede a Jacobo Fernández, vigués que milita en el Club del Mar de A Coruña y octavo en el ránking continental. Jacobo es un torrente de calidad -fue el más joven con 13 años en conseguir la máxima puntuación en un programa de la federación que se llamaba Se busca campeón- pero a veces una decisión arbitral o cualquier otro imponderable le saca del partido. «Tiene que mejorar en ese aspecto porque el bádminton también tiene mucho de cabeza. Técnicamente sus golpes son muy buenos».

A esta calidad individual se le une el trabajo del Centro Galego de Tecnificación Deportiva enclavado en Pontevedra. «Es el mejor centro -dice Juan Fernández- en los cinco o seis últimos años. El que consigue más medallas en campeonatos de España y el que más jugadores aporta a las selecciones. Los tres son un claro ejemplo, participaron en un ocho naciones en Soria y España ganó el torneo. Tan solo no hubo representación gallego en el doble masculino.

Y si el CGTD es el sitio perfecto para estudiar y Rafa Vázquez también es el entrenador perfecto. El técnico gallego, bajo el radar de Fernando Rivas -el entrenador de Carolina Marín, que se lo quiso llevar al CAR de Madrid este verano-, también es una pieza clave en este aumento del nivel del bádminton en la comunidad.

A todos ellos le llega ahora la reválida. «Estamos ante un grupo excepcional. Esta es una generación muy buena que ha salido en Galicia y que tenemos que aprovechar. Ahora a finales de septiembre se van al campeonato de Europa sub-17 y sería un sueño conseguir una medalla, aunque está lejos porque hay gente muy buena en Europa sobre todo en el norte», comenta el secretario de la federación galega, que puntualiza que alguno de ellos son asiáticos que se han afincado en el viejo continente.

Para poder acercarse al sueño de la medalla los tres gallegos se marchan ahora a torneos a Bulgaria y Turquía para poder conseguir puntos para estar lo mejor posicionados en el cuadro, tanto individual como de parejas. Para que el camino sea más llevadero.

«Ellas son el relevo de Carolina Marín», dicen en la federación

Juan Fernández no tiene dudas de que los tres son el futuro del bádminton en España y en el caso de las dos chicas, están llamadas a recoger el testigo de Carolina Marín. En los hombres, el asalto a categoría absoluta se suele retrasar más. «En las planes de la Federación Española está previsto que las chicas se vayan en uno o dos años al CAR de Madrid porque son el futuro a nivel femenino», mientras que Jacobo también apunta alto pero con más tiempo de cocción por delante. «En masculino se madura más tarde y tardas más en sobresalir a nivel internacional. En el aspecto físico hay mucha diferencia», aunque el vigués es el referente del bádminton en estos momentos en categorías de formación a nivel español. «Los tres son los que marcan el rumbo a nivel nacional en estos momentos», asegura con rotundidad el secretario de la federación autonómica.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El futuro del bádminton está en Vigo