El festival de jazz de Vigo ImaxinaSons desaparece de la programación cultural

El certamen del Concello se celebraba entre junio y julio desde hace 14 años


vigo / la voz

Vigo se queda este verano sin el último festival que le quedaba. El ImaxinaSons, que en la edición del 2018 perdió el nombre para convertirse en Festival de Jazz de Vigo, sin apellidos, ahora lo pierde todo. El certamen internacional se celebraba desde la última semana de junio a la primera de julio.

De haberse realizado cumpliría su decimoquinto año, aunque en el anterior, durante su presentación, el alcalde de Vigo dio a entender que era el primero de una nueva era bajo esa nueva denominación, iniciando un período de transición, «una nueva senda como festival con entidad propia para responder a la enorme afición al jazz que hay en Vigo. Tenemos que hacer emerger y hacer muy visible esa cultura», dijo entonces el regidor. Un año después no hay rastro del mismo.

El festival le encargó inicialmente la dirección artística al contrabajista Baldo Martínez. Posteriormente fue sustituido por el pianista Nani García y este, por la baterista Lucía Martínez. La percusionista viguesa residente en Berlín solo pudo desarrollar su labor dos años, hasta que el ayuntamiento le comunicó por email que ya no contaba con ella. Después llegó al puesto el guitarrista vigués Felipe Villar, que asumió el año pasado la dirección de la última edición. Este año asegura no haber sido convocado. «No sé nada. No tuve ningún contacto este año. Tengo las mismas noticias del Concello que todo el mundo, o sea, ninguna».

Lucía Martínez se preguntaba ayer dónde está «ese Festival de Jazz de Vigo que aspiraba, según palabras de Abel Caballero, a convertirse en un evento de ámbito europeo en una década, lamentando que las cosas se destruyan porque sí, el tratamiento de la cultura y las personas que trabajan para ella, y la política cultural de este gobierno socialista. No hay nada peor que las mentiras, con ellas, aniquilamos lo que tanto trabajo cuesta construir. En Vigo, señor alcalde, usted aniquiló a cultura. Que las luces nos iluminen el camino, y el led invada nuestra imaginación, no queda otra», afirma.

La percusionista critica también la «dejadez» del exconcejal de Cultura, «que ignoró a los directores de las 13 ediciones anteriores, y la falta de presión e interés de la última directiva que tenía tanto afán en cambiar el festival que desaparece y ni se pronuncia». La artista concluye que «se acabó (ya el año pasado) uno de los festivales más especiales de la escena europea del jazz». Por su parte, Baldo Martínez califica de «muy mala noticia para el jazz y para la música», la desaparición del festival que contribuyó a poner en el mapa y no sale de su asombro al recordar las palabras de Caballero el año pasado anunciando que iban a convertir el certamen en referente europeo. «Ya lo era, y decir eso denota una ignorancia intolerable por parte del ayuntamiento. Era un referente y ellos consiguieron que se fuese diluyendo. La desidia política lo ha matado. Es penoso», lamenta.

Por otra parte, añade que el festival se hizo durante los últimos años con total improvisación, dejándolo para el último día. «Así no se puede. Como ejemplo, el de San Sebastián. En febrero ya estaba cerrado. Eso permite que la gente se organice y decida moverse para ir a verlo, ya que atrae un turismo de calidad que quizás aquí no interesa», advierte.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

El festival de jazz de Vigo ImaxinaSons desaparece de la programación cultural