Doce integrantes de una red de drogas que operaba entre Xinzo y Vigo aceptan prisión y multas

Los sospechosos fueron arrestados en una operación en la que se incautó hachís, cocaína y dinero


ourense / la voz

En apenas quince minutos quedó resuelto en la Audiencia provincial de Ourense el caso contra doce acusados de formar parte de una red de tráfico de drogas que operaba entre Xinzo de Limia y Vigo. Todos los acusados se reconocieron autores de un delito contra la salud pública por el que aceptaron penas de prisión que, en total, alcanzan los 35 años. La más alta recayó en Javier S. C., quien deberá afrontar cinco años de cárcel y el pago de 150.000 euros. Se le atribuye a este imputado el papel de cabecilla de una red cuyos movimientos fueron investigados durante casi un año por agentes de la Guardia Civil. Su arresto, de hecho, fue el primero que realizaron los agentes durante la operación en la que la red quedó desarticulada, a finales de marzo del 2017. A Javier lo arrestaron en Xinzo de Limia en un automóvil que conducía otro acusado, José Luis R. H. En ese momento llevaba el primer sospechoso adosado a su espalda un paquete con un kilo de cocaína, y otros cien gramos de la misma sustancia guardados en un bolsillo de su pantalón. Esa droga, en el mercado, habría alcanzado un valor de 124.970 euros.

En estrecha colaboración con Javier figuraba en la trama su pareja sentimental, Myriam R. G., quien «lo acompañaba en gran parte de las distribuciones y llevaba a cabo la venta y entrega de sustancias estupefacientes», recoge el escrito de la Fiscalía, que se da ahora por probado. Además, en la casa que ambos compartían en Valladares, Vigo, los agentes localizaron libretas con anotaciones y diversas cantidades de cocaína, hachís y sustancias de corte. Por estos hechos deberá ahora esta imputada afrontar una condena de tres años de cárcel, con una multa de 10.000 euros.

Implicada en el asunto estaba también otra mujer vinculada sentimentalmente al cabecilla. Se trata de la que era en aquellos momentos su esposa, Patricia F. C. En la vivienda de ambos, en Coruxo, Vigo, los agentes localizaron un laboratorio de droga, con sustancias valoradas en más de cien mil euros. Ahora a esta acusada le toca afrontar una pena de dos años de cárcel, con multa de 30.000 euros.

Pedro Manuel G. M., Nataly O. M., Julio Alberto N. G. y Milagros R. G. eran los encargados de recibir las sustancias ilegales y distribuirlas entre los consumidores, un papel que también desempeñaban Alberto Jesús L. D., Marco Antonio P. M., Elisabeth R. S. y José Francisco G. A. Para todos ellos se fijan condenas de entre dos y tres años y medio de prisión, con multas. Los dos últimos implicados en la trama, también condenados ahora, son Patricia F. C. y José Luis R. H., a quienes se les atribuye el papel de conocedores de la trama, a la cual amparaban. El acuerdo con la Fiscalía contempla la suspensión de la pena, es decir, que no tengan que ingresar en prisión, para la mayoría de los acusados, si acreditan que están en tratamiento de su toxicomanía.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Doce integrantes de una red de drogas que operaba entre Xinzo y Vigo aceptan prisión y multas