La empresa que atiende al público en Vigozoo lleva cuatro meses ausente

El Concello inicia la resolución del contrato y le pedirá una indemnización


Vigo / la voz

El zoo de Vigo es una fuente de polémicas. Al estado de los animales, cuestionado en numerosas ocasiones por los ecologistas, se añade ahora una nueva. La empresa que se encarga de la atención al público decidió de manera unilateral abandonar el servicio. El personal que atiende las taquillas desapareció de la noche a la mañana el pasado 4 de marzo. El director de régimen interior del zoo informó entonces que esta adjudicataria no presentó ningún trabajador al servicio de taquillas. El personal municipal tuvo que suplir esta carencia inicialmente, pero a la administración local no le quedó más remedio que contratar empleados externos para poder vender las entradas de acceso al recinto de A Madroa. Coyma tiró la toalla siete meses antes de que venciera el contrato, que estaba prorrogado hasta septiembre.

El Ayuntamiento ha tomado cartas en el asunto y la última Junta de Gobierno Local acordó el inicio de un expediente de resolución del contrato por el incumplimiento culpable de los plazos por parte de la concesionaria. Esta resolución nada amistosa de la concesión implicará que el Concello intentará que la empresa le compense por los daños sufridos debido a su actitud unilateral y no pactada de marcharse creando un problema para las arcas públicas. Al menos, así lo estipula la Ley de Contratos del Sector Público.

El gobierno municipal ha empezado ya a hacer cuentas, pero la determinación de los daños y perjuicios deberá hacerse formalmente en un expediente de liquidación del contrato.

Por lo pronto, Coyma podría quedarse sin los 3.365 euros que puso como garantía cuando firmó el contrato el 20 de septiembre de 2016. Pero eso solo es una pequeña parte de la cuenta que le puede caer. El Concello no puede cumplir el servicio con la plantilla municipal y ha tenido que contratar a una empresa de servicios. Por lo tanto, le está saliendo más caro. Esa es la diferencia que después le va a reclamar a la concesionaria.

«O contratista deberá facerse cargo da diferencia entre o aboado pola Administración municipal neste concepto e o que lle hubese aboado mensulamente se houbese continuado prestando o servizo, en concepto de danos e perxuizos», señala el acuerdo adoptado en la sesión extraordinaria y urgente de los concejales del gobierno del pasado día 20.

La apertura de este expediente conllevará una tramitación administrativa de obligado cumplimiento. El Ayuntamiento deberá darle audiencia al contratista en el plazo de diez días naturales. También tiene que escuchar al avalista o asegurado si se propone la incautación de la garantía. Todos los acuerdos deberán ser adoptados previo informe de la asesoría jurídica. Además será preceptivo el informe del órgano consultivo de la Xunta si la empresa adjudicataria formula oposición.

Los usuarios del zoo no han notado este conflicto entre la empresa y la administración. Cuando el pasado mes de marzo la adjudicataria decidió no seguir trabajando, el servicio fue cubierto provisionalmente por los operarios municipales.

El Concello tendrá que aprobar una nueva licitación pública para poder normalizar el servicio de atención al público en Vigozoo.

El zoo recibe cada año a decenas de miles de visitantes. Según los últimos datos conocidos, el año pasado, solo desde el mes de marzo a julio (en enero y febrero estuvo cerrado) recibió a un total de 31.840 personas. Se han instalado zonas infantiles, un rocódromo, se mejoró el observatorio de estrellas y se ampliaron los terrarios para hacer la oferta más atractiva.

La concesionaria alega que no pudo afrontar el aumento del salario mínimo

La concesionaria del servicio de atención al público de Vigozoo le echa la culpa al gobierno de Pedro Sánchez el haberse tenido que marchar de un día para otro. El Consejo de Ministros aprobó en diciembre un aumento del salario mínimo interprofesional hasta alcanzar los 900 euros en este ejercicio. La empresa alega que no ha podido hacer frente a este incremento. «El aumento en un 22,30% se nos hacía inasumible soportar por mucho más tiempo. Nos estaba haciendo perder dos euros por cada hora de prestación de servicios en cada uno de los auxiliares que prestaban el servicio», afirma el representante legal de la empresa en un escrito de alegaciones dirigido al Ayuntamiento. Por ese motivo, la concesionaria pidió primero sin éxito una revisión de precios y, después, la resolución del contrato de mutuo acuerdo entre ambas partes. El Concello admite la resolución del contrato, pero por incumplimiento de plazo porque la empresa lo dejó antes de acabarlo.

Dejación de funciones

Marea de Vigo demanda estabilidad en las plantillas de trabajadores. Al parecer existe un acuerdo de subrogación de los contratos de la concesionaria. También denuncia una dejación de funciones «absoluta» en cuanto al mantenimiento de las administraciones y al personal propio del zoo y de las concesionarias. El portavoz, Rubén Pérez, pide una mayor inversión en el zoo para cambiar el modelo. Ponen como ejemplo la reconversión que está experimentando el zoo de Barcelona.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

La empresa que atiende al público en Vigozoo lleva cuatro meses ausente