Atasco de 4.500 casos de cláusulas suelo

El juez y dos refuerzos deben hacer frente al goteo de demandas con 215 nuevas cada mes


vigo / la voz

Un hipotecado que presente hoy un pleito para reclamar la devolución de los intereses cobrados de más por el banco tendrá que esperar tres años a ser atendido. Las demandas de cláusulas suelo procedentes de toda la provincia están creando un enorme tapón en los juzgados de Vigo con 4.469 asuntos pendientes de resolver, según los datos que maneja el Poder Judicial. Los expedientes quedan atrapados en una ratonera en la que pueden pasar varios años a la sombra.

El juez designado en exclusiva en Vigo para estudiar estos abusos bancarios y sus dos refuerzos resuelven 402 casos cada tres meses pero, en el mismo período, reciben cerca de 650. Hay un desfase de 250 demandas por trimestre que engrosan la pila de pleitos atascados. Al ritmo que van, tardarán 31 meses en liquidar todos las demandas apiladas sobre la mesa. En su día, el juez decano, Germán Serrano, pidió la incorporación de un cuarto magistrado para poner al día el tribunal.

El juzgado de Vigo está dentro de la media y, en España, hay veinte tribunales provinciales con mayor atasco. Otra cosa es el ritmo de resolución, muy desigual, pues algunos tribunales son capaces de duplicar el dictado de sentencias y otros están a la par que Vigo. En el 2018, el juzgado de Primera Instancia número 14 de Vigo y sus refuerzos registraron la entrada de 2.588 demandas de cláusulas suelo pero solo resolvieron 1.056, menos de la mitad. Este año ha mejorado la ratio, pues entre enero y marzo resolvieron dos demandas por cada tres nuevas que entraron.

Los datos de Vigo son muy parecidos a los de Burgos, tanto en demandas entrantes como en casos resueltos, pero otras ciudades, del mismo tamaño, logran despachar más asuntos de los que ingresan, incluso duplicando el ritmo. Es el caso de Albacete, que recibió 308 en el primer trimestre y resolvió 600, o de Asturias, que liquidó 1.947 respecto a 1.200 entrantes. Algo parecido pasa en Las Palmas, donde entraron 1.257 y resolvieron 2.200. Y en Valladolid, que recibió 750 y liquidó 1.520. Sin embargo, en las grandes capitales, el atasco se cuenta por decenas de miles de asuntos.

El abogado experto en cláusulas suelo, David Alfaya, cree que las demandas contra los abusos bancarios seguirán presentes porque, en su opinión, las entidades no están siendo transparentes en los cobros. «Siguen aplicando comisiones en cuentas de hipoteca que no pueden tener y vendiendo productos complejos como fondos de inversión diciendo que están garantizados», afirma. El mismo letrado añaden que las sucursales «siguen aconsejándote una hipoteca a tipo fijo para asegurarse una rentabilidad los primeros años ya que los tipos de interés siguen en mínimos».

Añade que, en general, estas entidades financieras «te venden seguros asociados a hipotecas a precios que triplican el de mercado, aplican intereses usurarios y abusivos en préstamos y tarjetas y siguen pidiendo garantías personales a cualquier empresa para financiar operaciones de manera que si las cosas salen mal pierdas el dinero de la sociedad y hundas tu vida personal».

Acciones del Popular

La sexta sección de la Audiencia de Pontevedra, con sede en Vigo, ha condenado al Banco Santander a pagar las costas judiciales de los demandantes por las acciones del Popular en el 2016. El Santander compró por un euro dicho banco y los accionistas reclamaron por la pérdida del valor. La sentencia es la primera de Vigo sobre este asunto y allana el terreno a otros perjudicados por la emisión de valores del 2016.

Los funcionarios judiciales de Vigo premian al líder de la huelga en las elecciones a la junta de personal

Las urnas dieron la victoria ayer al sindicato de funcionarios judiciales Alternativas na Xustiza-CUT y su líder Pablo Valeiras, que obtuvo 106 votos en Vigo en las elecciones a la junta de personal provincial. Los resultados en la ciudad revalidan el papel de uno de los líderes de la huelga de funcionarios judiciales que duró tres meses en el 2018. Valeiras estuvo disconforme con el pacto entre un bloque de sindicatos que firmaron el final del paro con la Xunta.

Por su parte, el sindicato artífice del acuerdo, USO, quedó como segunda fuerza, con 90 votos. Le siguen STAJ con 79, UGT con 47, CIG con 24 y CSIF con siete. De los 365 votos emitidos, hubo 11 en blanco y uno nulo. El reparto de puestos debe esperar al recuento de votos de la provincia.

Pablo Valeiras interpretó ayer los resultados como «un recoñecemento ao traballo destes anos e ao sindicalismo combativo de clase que non vende aos traballadores», en alusión al bloque que firmó el acuerdo con la Xunta de Galicia para finalizar la huelga. Añadió que Alternativas, STAJ y CIG se opusieron al pacto, que califican de «traición», y los votantes les respaldaron porque, en grupo, sumaron más apoyos que el bloque que aceptó las condiciones del Gobierno gallego.

Símbolo de esta tensión entre los dos bloques fue que un funcionario acudió a las urnas con un cuchillo clavado en la espalda para denunciar la «traición».

En el recuento provincial, el ganador fue STAJ con ocho delegados de la junta de personal provincial, sindicato que estuvo en contra de firmar el acuerdo que puso fin a la huelga. El segundo es USO, a favor del pacto con la Xunta, que obtuvo siete delegados provinciales. El sindicato CUT es la tercera fuerza provincial con cinco delegados, seguido de CIG, con dos, y UGT con uno.

A nivel de Galicia, con el resultado de tres provincias (a falta de Ourense), USO lideraba el número de delegados, con 15, seguido de STAJ, con 11, y UGT y CUT, con 9, y CIG con 8. 

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Atasco de 4.500 casos de cláusulas suelo