La segunda vida también se complica para el Vigo

Rugbi Play-out División de Honor B Deben remontar el 36-19 que encajaron en Vitoria


VIGO / LA VOZ

La salvación se complica para el Vigo Rugby. En esta segunda vida que se había convertido el play-out de permanencia en la División de Honor B el conjunto vigués no salió bien parado del primer asaltó y perdió en Vitoria ante el Gaztedi por un 36-19 que tendrá que remontar dentro de seis días en su campo si quiere seguir en el segundo escalafón del rugbi español. De lo contrario la próxima temporada jugada en categoría autonómica, algo que no entraba en sus planes después de años en la élite.

El primer asalto del play-out comenzó a torcerse a los dos minutos cuando Montoya anotaba el primer ensayo para los locales, aunque ese 5-0 inicial fue equilibrado cuatro minutos después por De Cabo.

No se repitió la historia en el segundo arreón de los alaveses. A continuación Lamelas volvió a firmar un ensayo para el Gaztedi y a renglón seguido su compañero Aritz Galarza ponía el marcador 15-5 con otro ensayo. Carrillo hurgaba en la herida con un golpe de castigo que llevaba el marcador hasta el 18-5.

Antes del descanso reaccionó el equipo de Adrián Lago con un ensayo de Javier Abadía y un golpe de transformación posterior de Carlos Davila que dejaba el marcador en 18-12, resultado con el que se llegó al descanso.

La segunda parte fue un canto a la esperanza para el cuadro vigués, que consiguió un ensayo y una transformación por mediación de Uruburo que le daban la vuelta al partido: 18-19.

Aquí se acabó la ofensiva del Rugbi Vigo, que se quedó de un modo temporal sin el propio Uruburo minutos después por expulsión (según el acta por juego sucio). Para entonces el Gaztedi ya había puesto la directa hacia un triunfo holgado. Carrillo puso el 21-19 con un puntapié de castigo y a continuación sumó tres puntos más al casillero con otra idéntica acción.

En la recta final volvió a aparecer Montoya en los locales para firmar otro ensayo que llevaba el partido hasta el 29-19, completándose con un nuevo ensayo, en este caso de Galarza y el golpe de transformación de Carrillo para poner el marcador en 36-19. El que debe remontar el conjunto vigués en el partido de vuelta.

Los vigueses, que llevaban tres meses sin competir desde que acabó su liga, tienen ahora una semana por delante para apurar su puesta a punto de cara a un partido que va a marcar el futuro inmediato.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La segunda vida también se complica para el Vigo