El capitán Cunqui y sus amigos colonizan la planta de pediatría

El Cunqueiro humaniza la unidad de hospitalización de niños con un cambio total de la decoración

El área de pediatría del Cunqueiro se convierte en un océano de colores La humanización de la zona ha cambiado la apariencia para que los pequeños pacientes lleven mejor su estancia

Vigo / la voz

Aunque nadie quiere estar en el hospital, todo el mundo quiere estar bien cuando está en el hospital. Esto, que es una voluntad universal, se convierte en una necesidad imperiosa en el caso de los niños, para los cuales un proceso de hospitalización suele resultar especialmente agresivo. Por eso, el Hospital Álvaro Cunqueiro lleva meses trabajando en un proyecto de humanización integral de la planta de pediatría, con la decoración de las habitaciones y pasillos como elemento más destacado.

El Capitán Cunqui, un pulpo cariñoso, y sus cinco marineros -el pez Soñico, cansado y somnoliento; el delfín Alegro, juguetón y extrovertido; la estrella de mar Meda, desconfiada y asustadiza; el cangrejo Furio, malhumorado y Distante; y la almeja Ostriña, tímida y triste- son los protagonistas de la humanización de pediatría, que tiene el mundo marino de la ría de Vigo como eje. Con ellos se pretende mostrar las distintas emociones con las que pueden identificarse los niños que estén ingresados. Precisamente el proyecto ha sido bautizado como Cunqui e os seus mariñeiros.

La humanización fue uno de los ejes que quiso potenciar el hospital desde su apertura. El Cunqueiro abrió hace cuatro años y por entonces la planta de ingreso de niños era una más, tan blanca y fría como el resto. Con el vuelco que se le ha dado en los últimos meses, ahora el espacio no tiene nada que ver.

Se han dado distintos ambientes a los cuartos de los niños en función de su edad (bebés, preescolares y adolescentes) y todos los espacios que conforman la planta, desde las salas de espera hasta los pasillos, pasando por las salas de estar o las habitaciones donde se llevan a cabo procedimientos, han sido redecorados.

El Sergas asegura que el espacio, más cálido y alegre, «diminúe o estrés e favorece emocións positivas nos nenos». La jefa de sección de hospitalización pediátrica, Mar Portugués, dice que «humanizar la asistencia comienza con la actitud cercana, positiva y de buena comunicación de los profesionales». La supervisora de enfermería de la unidad, Conchi Estévez, dice que la mejora del espacio «facilita la relación terapéutica y la relación de confianza que se establece con el personal». Distintas empresas, especialmente la Fundación Philips, patrocinan el proyecto.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El capitán Cunqui y sus amigos colonizan la planta de pediatría