«Las redes sociales son peores que el patio de Omaíta»

Los Morancos. Jorge y César Cadaval celebran 40 años de profesión con el espectáculo «Fiesta sorpresa», que llegará a Vigo los próximos días 1 y 2 de junio


Los Morancos estarán en el auditorio Mar de Vigo los días 1 y 2 de junio. Jorge Cadaval [en la imagen, a la derecha] explica algunas de las claves de su espectáculo Fiesta sorpresa.

­-¿Qué hay detrás de «Fiesta sorpresa»?

-Es una fiesta que nos hacen los personajes que han trabajado con nosotros a lo largo de estos años. Es muy divertida y crítica. Hemos estado siete meses en Madrid, en el Teatro Colón, por donde han pasado 75.000 espectadores, algo nada fácil hoy en día.

-¿Cómo encontraron a esos personajes?

-Tomando café [ríe]. Nuestros personajes han salido después en muchos programas de televisión, como Aida y otros similares. No es que nosotros hayamos inventado nada, pero sí les hemos añadido nuestra idiosincrasia. Al principio, cuando decidimos presentarlos en televisión, nos daban dos minutitos, pero al final estábamos haciendo una hora y cuarto.

-¿Siguen existiendo esos personajes en las calles?

-Yo tengo mucho de Omaíta y de Antonia. Esta, por ejemplo, no tiene filtro y a mí, muchas veces, me encanta no tener filtro. Omaíta es más recatada, porque sigue las pautas de la educación que recibió en su casa; Antonia no se para en nada. A mí eso me gusta, aunque todo con el más absoluto respeto, algo que tenemos muy en cuenta nosotros. Se puede hacer humor con respeto, aunque nosotros tenemos mucho humor negro. César y yo, en casa, hemos mamado de nuestros padres tomarnos la vida con humor, incluso en los momentos difíciles.

-¿Pero los humoristas no tienen que andar con cuidado hoy en día?

-No, creo que últimamente se ha formado ahí una montaña por cosas pequeñas, aunque no estoy de acuerdo con algunas de ellas. Nosotros no queremos ni somos hirientes. A la hora de hacer una parodia, que no somos unos buenos imitadores, no se puede ser hiriente; queremos hacer reír, pero con respeto. Claro que también el receptor debe tener sentido del humor, de lo contrario no hay manera.

-¿Las redes sociales son como el patio de Antonia?

-Son peores que esos patios porque en ellas están personas bajo un seudónimo que no dan la cara. En los patios, la gente daba la cara; salía a la ventana y sabía a quién se dirigía.

-¿Cambiaron las claves del humor desde que empezaron hace 40 años?

-No, nos seguimos riendo de las mismas cosas. Había una cosa que decía Gila con la que estoy muy de acuerdo y es que los humoristas viven de la falta de memoria del público. Depende del chiste y de la forma que cuentes una historia puede ser más o menos divertida.

-¿Qué opina de los monólogos?

-Es un guion muy hermético, no veo improvisaciones y eso le priva de frescura y, sobre todo, de la vis cómica.

-¿Se nace con eso?

-No lo sé. Creo que eso está ahí y después se le unen cositas a lo largo de la vida, como en qué familia nazcas. Pero también está la picaresca dentro del humor, y este país, de eso está llenito.

-¿Quién tiene la bola de cristal? Hace ocho años adelantaron que Isabel Pantoja iría a «Supervivientes».

-Aquí nadie puede decir de esta agua no beberé; nunca puedes decir eso no lo haré o ahí no voy a estar porque llueve para abajo para todo el mundo. No lo sigo mucho, pero sí lo veo porque tengo que enterarme de todo.

-¿Son los humoristas cronistas sociales?

-Sí, en nuestros espectáculos incluimos muchas cosas de las actualidad. Damos leña a todo el mundo, pero una leña justificada porque son cosas que la gente comenta.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Las redes sociales son peores que el patio de Omaíta»