Atentado contra el Ultramar

Los vándalos que destrozaron el monumento a José Elduayen deberían conocer la historia de sus esculturas


Vigo

Acaba de ser perpetrado en Vigo un atentado contra el ministerio de Ultramar. Por suerte, no existe desde que fue desmantelado en mayo de 1899, tras el desastre de Cuba y Filipinas. Después de aquello, quedaba poco ultramar que administrar. Sin embargo, es posible que la institución conservase enemigos durante más de un siglo. Y así, el pasado 5 de mayo, con nocturnidad y alevosía, derribaron una de las cuatro estatuas del monumento a Elduayen, en As Avenidas. Cada una de ellas representa uno de los cuatro ministerios que dirigió aquel político: Hacienda, Estado, Gobernación y Ultramar. Este último, representado por una mujer con un elegante tocado, fue el que arrancaron los vándalos.

El caso está ya en manos de la fiscalía. Y, afortunadamente, las primeras investigaciones descartan a un grupo terrorista del siglo XIX, y se centran en unos gamberros practicando botellón. Es muy poco probable que supieran ni lo que estaban destruyendo.

Porque, aunque no luzca mucho en su emplazamiento, el monumento a Elduayen tiene mérito. Su pedestal fue construido por el arquitecto Jenaro de la Fuente y sus esculturas fueron diseñadas por uno de los mejores escultores de su época, también premiado en Europa: Agustín Querol.

El monumento a Elduayen fue erigido por suscripción popular, en agradecimiento a José Elduayen y Gorriti, político que siempre ayudó a la ciudad de Vigo y que, además de ser parlamentario, desempeñó durante la Restauración los cuatro ministerios referidos: Gobernación, Hacienda, Ultramar y Estado.

La escultura de Elduayen, de 2,70 metros de alto, representa a Elduayen en pie, con un abrigo en el brazo izquierdo y sosteniendo en sus manos los planos del nuevo puerto de Vigo y de las obras del ferrocarril con Madrid.

El escultor Agustín Querol Subirats era toda una celebridad cuando diseñó estas esculturas. Nacido en Tortosa en 1860, ganó muy joven una beca para cursar estudios en Roma, donde se instaló y trabajó durante años con las mejores fundiciones de la capital del Tíber.

Cuando hizo la escultura de Elduayen, ya tenía otra obra en Vigo, inaugurada seis años antes, en 1890: el monumento a Casto Méndez Núñez en la Alameda. Esta primera obra fue fabricada en Italia, concretamente en la Fundizione Crescenzi, situada fuera de la puerta de San Giovanni, no lejos de las termas de Caracalla. Llamada Fonderia Artistica Cavaliere Achille Creszenci, era en el siglo XIX una de las tres fundiciones más importantes de Roma. Sin embargo, para el monumento al ministro eligió los talleres Mesriere de Barcelona.

Entre una y otra esculturas, los vigueses tomaron nota de las proporciones al hacer el encargo. Los 2,7 metros de Elduayen lo hacen lucir majestuoso en su pedestal. Mientras que Méndez Núñez, a tamaño natural, aparece algo empequeñecido sobre su columna con el lema «Más vale honra sin barcos que barcos sin honra».

Querol hizo numerosas obras en toda España y fue el preferido por las administraciones públicas de su época. También recibió numerosos premios internacionales, como la medalla de oro en Múnich en 1891 y 1895; la medalla de oro en Viena en 1898, y el primer premio en la Exposición Universal de 1888.

Su segundo monumento en Vigo fue mucho más ambicioso que el primero. Y tienen mucho mérito las alegorías de los cuatro ministerios de Elduayen quien, por desgracia, solo sobreviviría dos años a su estatua, al fallecer en 1898.

Pero todas estas historias no debían de ser conocidas por los vándalos que, hace un par de semanas, destrozaron el conjunto escultórico. Salvo en el caso de que se trate de unos terroristas del siglo XIX llegados en la máquina del tiempo para atentar contra el Ministerio de Ultramar. A veces, lo inverosímil resulta más creíble que observar a unos gamberros explorar los límites de la estupidez humana.

eduardorolland@hotmail.com

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Atentado contra el Ultramar