Ocho años sin pena ni gloria

La pinacoteca Fernández del Riego nació pretendiendo dinamizar el Casco Vello de Vigo pero se olvidaron


vigo / la voz

La Pinacoteca Francisco Fernández del Riego nació con vocación integradora, con las ganas de que el edificio recuperado por el Concello de Vigo, siendo teniente de alcalde el nacionalista Santiago Domínguez, sirviera como acicate para dinamizar la parte alta del Casco Vello vigués, que separa en dos la Porta do Sol como si se abrieran las aguas del Mar Rojo. Esa zona, que es la menos transitada tanto por los ciudadanos como por los visitantes al carecer de bares y restaurantes, se planteó como una tranquila zona residencial repoblada por familias jóvenes. La quietud raya el sopor.

Sobre el papel, el plan no estaba mal, pero un museo no vive si no se le da de comer para que crezca sano y además, con el tiempo, sea atractivo. Pretender que el público acuda a un espacio que cada exposición que organiza dura un año, sino más, es ser más que cándidos. Sobre todo si lo que expone son los fondos que atesora en el Museo Quiñones de León en Castrelos. Si la gente no va a verlos allí, ¿por qué va a querer verlos aquí? Por cercanía. Esa sería la única respuesta lógica. Pues tan cerca, tan lejos.

Podría acudir más gente, seguro, si hubiera un programa para poner en valor lo que hay. Valor tiene, pero saber cómo darlo a conocer también importa. Quizás por eso, en el 2011, año de apertura, la novedad tuvo 7.157 visitas. Posteriormente fue cayendo en cifras oscilantes a una media de 4.500 espectadores por año (375 personas al mes).

Un poco más de movimiento no le vendía mal porque parece que la Pinacoteca tiene progeria. Se ha hecho vetusta en plena infancia. Quizás porque constreñida bajo el ala de su padre, el señor de los cuadros del Pazo de Castrelos, que la convierte en mera sucursal. Otro tema llamativo es su reducido horario (parecido al de la exigua red museística municipal). Las instalaciones abren tres horas por la semana, dos más los sábados y una menos los domingos. En total, 19 horas a la semana. Mucho hay que conciliar para que el espectador se encuentre con las puertas abiertas si se le ocurriera pasarse a conocerlo. También es cierto que en este momento no hay mucho que ver. De las cuatro salas, una por planta, dos ocupan la exposición actual: Catálogo de 1937. A colección de arte rexional na creación do Museo Quiñones de León. La exhibición cuenta cómo se gestó la primera colección y cuenta con obras de pintores como Abelenda, Pereira Borrajo, Félix Granda, Bustamante o Mariano de Miguel o la escultura de Compostela Mariñeiros de Bouzas. Pero es justo señalar que es inminente la reapertura de las otras dos para albergar la colección Colmeiro y las obras recientemente donadas.

La muestra que ahora se puede ver lleva a abierta desde agosto del 2018 y es un interesante paseo por los inicios del museo que atesora el arte gallego más significativo. Hay unas 40 obras expuestas y Carmen Corredoira es la única mujer (si ahora ocurre, hace 82 años, más) en aquel primer catálogo de 1937. Su lienzo A cela fue un depósito que realizó unos días antes de la apertura, cuadro posteriormente adquirido por el Concello. El visitante es recibido por un personal atento que, en cada planta, ofrece toda la información requerida, casi como en una visita guiada. El mirador desde que se contemplan los tejados del Casco Vello también está cerrado. Una pena, porque ese paisaje invita a adentrarse en las calles de un barrio que también pide a gritos un impulso más efectivo para que no acabe, de nuevo, como una ruina en pleno corazón del Vigo que «bota por fóra». La Pinacoteca se remodeló sobre el pazo de Arias Taboada, el más antiguo de Vigo, y se reestructuró junto con los edificios anexos para conformar juntos un espacio museístico que languidece y puede ser más.

Dirección: Abeleira Menéndez, 8 (Casco Vello alto). Vigo.

Horario: Martes a viernes (laborables): 18.00-21.00h. Sábados: 12.00-14.00 y 18.00-21.00h Domingos y festivos: 12.00-14.00h.

Visitas: Para grupos en el 010. Individuales, el personal de sala ofrece profusa información.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Ocho años sin pena ni gloria