Candidatos más de Vigo que el olivo

Todas las opciones políticas para las municipales se graban en la piel el nombre de la ciudad excepto la Marea, que en su eslogan mira más por la humanidad que por lo local


vigo /la voz

Cuando Vigo está en juego, aquí todos somos muy de Vigo de toda la vida. Como en esas comunidades de Facebook: Tú no eres de no sé dónde si no... esto y lo otro. Tú no eres de un partido político que pelea por un sillón en el gobierno local si no te pegas en la frente una pegatina con una V de colosal envergadura. Y en clave electoral, la pegatina es el lema que solo en contadas ocasiones pasa a la historia, como lo hizo el Por el cambio del PSOE de González o el Sí se puede de Podemos.

Para el 28-M hay un ramillete variado de frases. Todas, menos una, apuestan por el nombre de la ciudad en la enseña más visible, en la frase que debe trasladar la idea que lo contenga todo. Al final, vistos todos juntos, parece un juego infantil que gana el que parezca que está más por Vigo.

Si, somos Vigo (en gallego, porque el sí no lleva acento), es el reclamo del PSOE en unos carteles en los que parece que lo dice el líder, Abel Caballero, ya que la frase sale de un bocadillo gráfico típico de los cómics. Mientras, el logotipo del partido aparece como una mancha roja, una gotita de sangre alejada de su hombro izquierdo. Camisa blanca, corbata, chaqueta de traje oscuro y esa sonrisa que ha conquistado a media España con sus cosas.

Vigo es más (con un es en letra fina, minúscula y a cuerpo menor que el Vigo y el más, mayúsculos e iguales en tamaño) es el eslogan del PP con las siglas enanas. En el cartel, a la candidata, Elena Muñoz, casi no le cabe la cara en el cartel. Un trozo de barbilla y el final de la melena corta se han ido al garete porque lo ha dicho la persona encargada de asesorar su imagen. Échale cara o no pillas cacho, le debieron de decir. O mostremos tu rostro porque no te conocen, como certificó la última encuesta de Sondaxe (solo al 61 % de los encuestados le sonaba).

Agora Vigo, la consigna del BNG que defiende en Vigo el candidato a la alcaldía Xabier P. Igrexas, que luce camisa blanca con cuello mao, la otra señal estética que une a los dos aspirantes por la izquierda al bastón de la Praza do Rei que agarra con fuerza Caballero.

El ¡Vamos! Vigo de Ciudadanos es una versión del mensaje nacional a la que hay que añadirle la ciudad en la que te postulas. Pero lleva también un hashtag que da alas al propio candidato: #VamosJavier, que se refiere a Javier Alonso. Él posa con los brazos cruzados delante de A Guía, con su blanca melena al viento tras un paisaje del Vigo de grúas portuarias. Para llevar la contraria a esta tesis tan bien armada, Polo ben común, la leyenda de Marea de Vigo, no lleva a la ciudad en el eslogan pero es más que nada para no repetirse, porque ya se llaman Marea de Vigo y tanto Vigo sí que marea. De todas formas, hay que anotar que el lema lleva escondido un mensaje para connoisseurs. Rubén Pérez, de blanco y fondo blanco, se rodea de letras en color fucsia menos el ‘en’ de ben, que luce el morado de Unidas Podemos, coalición con la que estaba en las generales y sigue en las locales.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Candidatos más de Vigo que el olivo