Estudiantes de Vigo crean una app para que las chicas no vuelvan solas a casa

El proyecto ha sido seleccionado entre 1.200 proyectos de alumnos de toda España


vigo / la voz

Aroa Veiga Álvarez, Carolina Paz Bordonaba y Pablo Fernández Lago son los creadores de la aplicación para móviles Soro. El proyecto ha sido concebido para ser desarrollado como una aplicación móvil para mujeres, y para darle utilidad cuando, por ejemplo, se encuentran fundamentalmente en zonas de ocio. El dispositivo les permite conectarse mediante geolocalización con otras mujeres que se encuentran cerca, para contactar entre ellas y ponerse de acuerdo para marcharse juntas, a casa o a cualquier otro lugar, garantizando así no hacer el camino solas. Para ello tienen que estar previamente dadas de alta y certificadas como usuarias de la aplicación.

Aroa, Carolina y Pablo tienen entre 18 y 19 años de edad y son alumnos de 2º curso de comercio del Colexio Mendiño de Vigo y su proyecto presentado por el centro al concurso Desafío Emprende 2019, fue seleccionado junto a otros 34 proyectos de un total de 1.200 presentados, puestos en marcha por alumnado de ESO, Formación Profesional y bachillerato de toda España. Los elegidos participarán en el campus RetoEmprende que convoca la Obra Social La Caixa a través de EduEmprende, que se celebrará en Barcelona desde mañana, al sábado, 11 de mayo.

Paola Bar, profesora del Mendiño, centro que imparte ciclos medios de comercio, sanitario y administrativo, así como formación profesional básica, explica que «este curso con el alumnado de segundo de comercio desarrollamos tres proyectos de emprendimiento y uno de ellos, la app Soro, que viene de sororidad, ha sido seleccionada», cuenta satisfecha después de muchas horas de trabajo. La aplicación es por ahora un prototipo diseñado al detalle que esperar poder hacer realidad en el caso de conseguir la financiación necesaria, sobre todo, si llegan a la final.

La profesora añade que, dentro de la materia Gestión de un pequeño comercio, tienen que desarrollar un proyecto de empresa, les animó a hacer algo que les llenase y optaron por el comercio asociado a un servicio, que es algo cada vez más frecuente. Los estudiantes vigueses hacen el ciclo medio de FP de Actividades Comerciales, que a partir de marzo tiene una parte práctica. Por eso, en este momento los tres están completando el período formativo en la faceta más clásica del comercio, en tres tiendas de la ciudad. Aroa está en Zara del Centro Comercial Gran Vía, Carolina en la tienda Krack del mismo espacio y Pablo en el Fifty Factory de Travesía.

El equipo parte hoy hacia Barcelona a primera hora de la mañana con la esperanza de pasar a la final, ya que de los 35 proyectos premiados seleccionarán cinco que ganarán un viaje formativo a Silicon Valley. El campus RetoEmprende acogerá a los jóvenes estudiantes junto a los docentes que les ayudaron y acompañaron durante el desarrollo de los mismos para recibir una formación intensiva que constará de talleres y conferencias a cargo de expertos que les servirán para poder mejorar sus proyectos y emprender otros nuevos en el futuro.

Los que ganen el pase a Silicon Valley estarán del 27 de junio al 6 de julio en la localidad de California. Los estudiantes, de nuevo acompañados por sus profesores, visitarán las empresas tecnológicas más relevantes mundialmente y conocerán algunas de las iniciativas más innovadoras del mundo.

El proyecto del centro de estudios vigués fue valorado por su originalidad, claridad y pertinencia. La Obra Social La Caixa premia a través de este tipo de programas la promoción del desarrollo emprendedor del alumnado para que sea capaz de observar, comprender y generar oportunidades de negocio en su entorno. «El proceso de aprendizaje está basado en metodologías activas, y persigue favorecer el desarrollo de las competencias básicas para la vida», resumen.

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
11 votos
Comentarios

Estudiantes de Vigo crean una app para que las chicas no vuelvan solas a casa