La presión de la familia mantiene vivo el caso de la muerte de Déborah

La hermana de la joven viguesa busca testigos del 2002 para que el juez reabra el caso, a la vez que organiza un homenaje en Vigo

Esta imagen de Deborah Fernández Cervera sirvió para la campaña Justicia para Deborah
Esta imagen de Deborah Fernández Cervera sirvió para la campaña Justicia para Deborah

vigo / la voz

La policía de Vigo recibió hace tres semanas la visita de los detectives del grupo de homicidios de la Comisaría General de la Policía Judicial de Madrid. Llegaron con sus portátiles y pidieron una sala vacía para trabajar. Querían revisar las notas manuscritas de los cinco grupos anteriores de investigadores que les precedieron sin éxito. Buscaban viejas pistas que se pasasen por alto. Desempolvaban una espina clavada, un caso que lleva 17 años sin resolver: la extraña muerte de Déborah Fernández-Cervera, una viguesa de 22 años vista por última vez a cien metros de su casa, cerca de Samil, el 30 de abril del 2002. Su cadáver apareció posado diez días después a 60 kilómetros, en una cuneta de O Rosal. Estaba desnudo y lavado, con sus partes íntimas cubiertas, en buen estado, y sin señales aparentes de violencia. La autopsia baraja dos posibilidades: muerte natural o asfixia con un objeto blando. A día de hoy, nadie probó qué le pasó ni quién la acompañó. Se sospechó de alguien cercano. Aquellos investigadores se fueron poco después.

La familia de Déborah tiene claro que murió asesinada y, tras meses de presión en las redes sociales y en la calle, logró reactivar la investigación policial antes de que el expediente judicial, ya archivado, prescriba en tres años. Necesitan una pista nueva para que la instructora de Tui lo reabra. Se cerró por falta de pruebas.

La hermana de la víctima, Rosa, ha organizado para el martes día 30 una concentración ciudadana y un evento con 14 artistas en la céntrica Porta do Sol de Vigo como homenaje a Déborah. Participarán el hijo de Camarón de la Isla y la hija de Carmen Krukemberg leerá un poema de su madre.

«Mi hermana era todo arte y la colaboración de los artistas vigueses será su homenaje»

Los allegados ya han reunido 229.000 firmas en la web Justicia para Déborah de Change.org y empapelaron la ciudad con miles de carteles con la foto de la joven para pedir nuevas pistas. «Que no se vuelvan a perder otros diez años en un cajón, estos tres años que restan con el cuchillo en la boca... Sin pausa», dice Rosa en su muro de su página Justicia para Déborah en Facebook. «Mi hermana era todo arte y la colaboración de los artistas vigueses será su homenaje y agradeceremos su apoyo a la ciudad y a los medios», añade.

Hace un mes, los nuevos investigadores se entrevistaron con la familia de la joven. Rosa hizo hincapié en repasar las notas de todos los anteriores investigadores para «obtener información vital». «La campaña ha funcionado y la reapertura policial ya es un hecho y están cotejando datos. Les hicimos ver que el sumario está incompleto», recalca. Lamenta que en su día Guardia Civil y Policía Nacional fueran remisos a compartir datos.

La familia también buscó pistas por su cuenta y contactó con el taxista que había comentado en una cafetería que había visto subir a Déborah en un coche en la curva del matadero de Alcabre, ahora Museo del Mar, donde el último testigo vio pasar a Déborah. «Dimos con el taxista, pero nos dijo que ya no recordaba nada», lamenta Rosa.

También intentaron hablar con algún trabajador en el 2002 del párking robotizado del puerto de Vigo, en A Laxe. No lo encontraron y lo dejan en manos de la policía. La familia ve una pista: un allegado de Déborah pasó unos días después de la desaparición y el guardia del párking le llamó la atención porque el maletero de su coche desprendía un fuerte olor. El sospechoso se justificó diciendo que se le había estropeado una caja de langostinos.

ADN sin saltar en la base de datos

Otra clave es el semen vivo que apareció en el cadáver para dar pistas falsas. El ADN de su propietario sigue sin saltar en la base de datos policial 17 años después.

El homenaje del día 30 incluye música, pintura y poesía, «tres de las pasiones de Déborah». Participarán Nuria Cora, Patricia Moon, Lorena Freijeiro, Daniela DiCostas, Carolina Gutierrez, Maldito Murphy, Síndrome de Penny Lane  y Mancloy. En pintura, irá Powone Usc y, en poesía, Cristina Krukemberg. 

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

La presión de la familia mantiene vivo el caso de la muerte de Déborah