Detenido en Vigo por timar 73.000 euros a su novia mediante el «hurto del amor»

El sospechoso llevaba cuatro años en busca y captura y le atribuyen cinco estafas más


VIGO / LA VOZ

Un nuevo caso del denominado «hurto del amor» ha conmocionado a Vigo y a O Baixo Miño. Un ourensano, J.F.O., de 47 años, que aparentaba tener un alto estatus económico, engatusó, supuestamente, a su novia de A Guarda, al círculo más cercano a ella y a numerosos vecinos de Oia para que invirtiesen en negocios que solo eran humo. Estos estafadores empiezan por el corazón pero quieren la cartera. Piden a su amada dinero para tapar agujeros que no son tal. La Guardia Civil vio un delito de estafa mediante un timo amoroso.

A mayores, resultó que el sospechoso también es investigado por cinco estafas a vecinos de Oia por una cuantía que supera los 100.000 euros.

La Guardia Civil del puesto de Baiona actuó de oficio porque el implicado era un fugitivo que llevaba cuatro años en busca y captura por varios delitos y tenía antecedentes por estafa. Tenía una requisitoria de un juez.

Una vecina de A Guarda se dio cuenta de que había sido víctima de un hurto del amor y alertó el jueves a la Guardia Civil de que su novio y supuesto estafador pretendía escapar y tomar el tren en una estación de ferrocarril, en Vigo. Al tratarse de una persona que reside fuera de la provincia, la denunciante temió que intentase fugarse. Fue arrestado a tiempo cuando entraba en la terminal viguesa.

El implicado durmió en los calabozos y ha pasado este viernes por la mañana a disposición del Juzgado de Instrucción número 8 de Vigo, en funciones de guardia. El sospechoso, alto, de gafas y barba y vestido con ropa sport, zapatillas deportivas y plumífero rojo, se acogió a su derecho a no declarar ante el juez. Posteriormente, el magistrado lo dejó en libertad con cargos como supuesto autor de una estafa. No tomó medidas de seguridad adicionales ni le obliga a presentarse cada quince días.

Todo apunta a que el juzgado se inhibirá a favor de un homólogo de otra localidad, que es la que tiene la competencia jurisdiccional sobre el caso.

Lo que ha trascendido del caso es que el implicado entabló relaciones personales con una joven guardesa, la cual le confió 60.000 euros, así como con un matrimonio, presumiblemente los padres de ella, que le entregó más de 13.000 euros. En ambos casos les habría prometido destinar el dinero a diversas inversiones en fincas, tierras e incluso en negocios en Londres. Existe la sospecha de que estas inversiones eran similares a una estafa piramidal, en la que la base pone el dinero y el vértice cobra los beneficios. También dispuso para sí de sumas que tenía su enamorada y por eso es hurto.

Para hacer creíble que era un solvente hombre de negocios, el novio exhibía una presencia impecable y fingía tener un alto estatus económico y social. Así logró camelar a su pareja y a los padres de ella, que se avinieron a invertir en sus propuestas.

En los últimos meses, ha habido otros casos de hurtos del amor en Vigo. A un joven internauta, apodado Javivi, la Policía Nacional le imputa decenas de sustracciones de dinero con las tarjetas de vigueses con los que contactaba en las webs para ligar. Javivi replicó que se han exagerado las acusaciones pero pidió perdón.

En el 2018, un vecino de Arteixo fue condenado en Vigo por otro hurto de amor. Fingía ser un norteamericano en apuros y así le sacaba dinero a su novia virtual de Vigo. Hace años, en Cangas, un vecino muy enamorado de su novia por Internet, a la daba dinero, descubrió que le estaba timando un canario.

En Oia: «Es como si nos matan a un familiar»

Numerosos vecinos de Oia se quedaron ayer conmocionados al conocer la detención en Vigo del supuesto estafador, muy conocido en el pueblo y al que consideraban un importante hombre de negocios y ejecutivo de grandes empresas. El implicado llevaba año y medio residiendo en el municipio de Oia y tenía tratos con muchos de sus vecinos, en los que despertaba gran simpatía. La noticia de su arresto cayó como un jarro de agua fría entre quienes lo conocían, que se quedaron decepcionados. «Me he quedado como si nos matan a un familiar», dijo un lugareño, perplejo por el gran engaño sufrido.

La razón es que el implicado no solo realizaba el llamado hurto del amor sino también estafar a los vecinos del pueblo y sacarles el dinero bajo su falsa condición de director de empresas. A todos les ofrecía todo tipo de negocios dando a entender que tenía una gran solvencia.

Más damnificados

Su detención fue una especie de lotería inversa porque los timos han afectado a todo el pueblo en un espacio muy pequeño. Muchos vecinos perdieron dinero al confiarlo al implicado, al que trataban con gran familiaridad. Todo apunta a que, además de los cinco estafados, en breve empezarán a aflorar nuevos casos de damnificados por doquier a medida que los perjudicados conozcan la identidad del sospechoso.

El supuesto timador se presentaba como un ejecutivo de una gran empresa y vendía material a los vecinos que luego nunca recibían. Para conseguir engañar a todo el mundo, se cree que el timador ofrecía distintos negocios inventados a cada grupo de personas. Hay sospechas de que en los últimos 18 meses, el implicado le sacó dinero a mucha gente y que, cuando se haga repaso de los daños, la cuantía estafada superará los 100.000 euros.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

Detenido en Vigo por timar 73.000 euros a su novia mediante el «hurto del amor»