Descubren a un ladrón de pisos oculto en una caja de cartón y era el vecino de la víctima

Una vecina de Teis ahuyenta a dos encapuchados que estaban reventando la puerta de una vivienda

Imagen de archivo de un coche de la Policía Local de Vigo
Imagen de archivo de un coche de la Policía Local de Vigo

Vigo

Hizo escapismo dentro de una caja y acabó esposado. La Policía Local de Vigo detuvo a un rumano de 21 años como supuesto autor de un robo en la casa de su vecino durante la noche del Viernes Santo. Los agentes lo descubrieron escondido dentro de una caja de cartón cubierta con sábanas.

El implicado reside en la planta baja del número 6 de la calle Seara y, supuestamente, accedió a la vivienda de su vecino del segundo piso tras forzar una persiana de la ventana a las 22.30 horas del viernes. Se movió por la casa con una linterna y revolvió los cajones y muebles en busca del botín. No contaba con que otra vecina vio la silueta del ladrón a través de la ventana iluminada por el haz de la linterna y alertó a la Policía Local.

Los agentes entraron a registrar la vivienda revuelta pero no vieron a nadie. Hallaron todo el botín apilado. En La cocina había una trampilla para acceder a una buhardilla y dentro encontraron una caja de cartón cubierta de sabanas donde descubrieron oculto al ladrón.

La Policía Local también investiga otro intento de robo a las 1.20 horas de hoy en el número 165 de la calle Coutadas, en Teis. Una vecina oyó ruidos en el piso superior y al salir al descansillo descubrió a dos encapuchados que usaban un puntal de obra para reventar la puerta de un piso. Al verse descubiertos, los ladrones echaron a correr escaleras abajo. La Policía Local hizo una batida por el barrio en busca de los sospechosos sin resultado.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Descubren a un ladrón de pisos oculto en una caja de cartón y era el vecino de la víctima