«Esto es como un videojuego, pero en vivo»

El automodelismo pelea para poder convertirse de una vez en una federación deportiva


vilagarcía / la voz

Fernando se metió en este mundo por prescripción médica. «El doctor me dijo que necesitaba algún hobby para desconectar del trabajo. Y mi ilusión desde niño siempre fue tener un coche teledirigido, pero maldita la hora en la que se me ocurrió acercarme al circuito que había en Fontecarmoa. A partir de ahí, estamos hablando del año 92 más o menos, ya fue un enganche total», bromea. Porque aquella pequeña incursión en aquel pequeño circuito que ya no existe ha derivado en que este vilagarciano sea ya todo un friki de este mundo. Un friki y, ahora mismo, el director deportivo de la asociación española de pilotos de automodelismo. Una asociación que está peleando por convertirse en federación y desligarse de ese nudo que le provoca la de Automovilismo, que más que ayudarles les ahoga.

De aquella mágica receta que le recetó el doctor quedan como poso en el vaso innumerables cargos, que poco a poco le llevaron creciendo hasta convertirse en el director deportivo de la asociación nacional. «Terminé como delegado regional de la categoría durante ocho años, desde el 2008 hasta el 2015, y ahora llevo cuatro años como secretario de la asociación española de coche de radiocontrol, y desde el año pasado como director deportivo», explica. Bueno, y quedan también por el camino muchos coches -«mejor no recordar cuántos, porque si no mi mujer me mata», bromea- e innumerables amigos, porque esa es una de las cosas con las que se queda Fernando. Poco a poco la afición por este deporte va a más. Sus usuarios, con una media de edad que anda por la cuarentena, van buscando relevo en sus hijos y la cosa parece cuajar. «Al principio nos costó, pero ahora ya hay muchos padres que vienen a las pruebas para hacer de mecánicos de sus hijos. Y a los chavales les gusta. A fin de cuentas, esto es como un videojuego, pero en vivo y en directo», resume Fernando Abalo.

El automodelismo, desde luego, parece que crece, sobre todo en la provincia de Pontevedra. El 50 % de quienes lo practican en toda Galicia, según los cálculos de Fernando, son pontevedreses. «Y hay mucha gente que viene a las carreras pero que no está en la asociación», insiste el vilagarciano.

Hablemos de dinero. ¿Es caro tener un coche de radiocontrol? «Caro o barato -contesta Fernando- es un concepto relativo que depende con qué lo compares. Sí que es verdad que puedes empezar de una manera económica, con equipos de 400 o 450 euros, que te pueden servir para competir en los torneos sociales, pero también lo es que cuando te metes en serio, un coche de competición tiene su precio. Entre todos sus elementos podemos estar hablando de mil o mil doscientos euros sin problemas».

Puede parecer que el automodelismo es un deporte sencillo, porque a fin de cuentas todo el mundo ha tenido alguna vez algún mando de un coche teledirigido en las manos, pero no es lo mismo esquivar las piernas de los amigos que lidiar con las curvas de un circuito. «La izquierda y la derecha son unas cuando vas por una parte del circuito y otras cuando vuelves. La habilidad la coges entrenando», explica.

El nivel en Galicia es bueno, en opinión del director deportivo de la asociación española, pero «el problema es que la gente no se anima a pilotar fuera de la comunidad. Aunque es verdad que hemos sido uno de los deportes a los que más ha afectado la crisis, porque, como hablábamos antes, no es barato y se nota porque algo ha bajado la participación en las pruebas. He de decir, sin embargo, que en los Campeonatos de España siempre estamos peleando con los de arriba».

La importancia de la mecánica

La comparación que hace Fernando del nivel de los pilotos gallegos con respecto a los españoles no es baladí porque en España hay una decena de pilotos que son profesionales, que viven del automodelismo. Ellos y sus mecánicos, porque este es un deporte en el que el componente mecánico es fundamental para conseguir buenos resultados. «En España tenemos un campeonato de Europa gracias al repostaje. Todos repostaban cada nueve minutos y nosotros cada diez. Y por eso ganamos», recuerda

Que el automodelismo es un deporte que poco a poco va creciendo lo avala también el hecho de que en Galicia hayan aparecido ya varias tiendas especializadas. «En la provincia de Pontevedra hay dos en Vigo y una en A Estrada», apunta Abalo. El año pasado se tramitaron doscientas licencias en toda Galicia y 110 fueron de Pontevedra. Y una de las ventajas que tiene es que no hay edad para practicarlo. La pelea ahora se centra en conseguir que los más jóvenes acudan. «Yo digo siempre que este es un deporte hereditario, en el que los padres de 45 o 50 años hacen de mecánicos de sus hijos. Tenemos pilotos de 8 o 9 años», afirma Abalo.

«Prefiero no contar cuántos coches me he comprado, porque si no, mi mujer me mata»

«Este es un deporte hereditario, en el que los padres acaban

de mecánicos

de sus hijos»

1980

67

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

«Esto es como un videojuego, pero en vivo»