«Desde que hay más mujeres en el sector del videojuego, se pegan menos tiros»

La profesora Beatriz Legerén es una de las pioneras en este campo y ahora enseña a contar historias para el mundo digital en la Universidad de Vigo


vigo / la voz

Beatriz Legerén es profesora en la Facultad de Comunicación y Ciencias Sociales de la Universidad de Vigo, donde imparte clase en el itinerario de nuevos medios. Su línea de trabajo investigador se centra en el diseño de productos de entretenimiento interactivo y su uso más allá de lo lúdico. La viguesa participó en la mesa redonda Como se contan as historias no mundo dixital? en el Festival Interplay que se celebra en Carballo. La especialista en nuevos medios, que presidió la Asociación de Empresas Galegas de Internet e Novas Tecnoloxías (Eganet), es licenciada en Geografía e Historia y doctora en Comunicación Audiovisual.

-¿Cuál es el enfoque en el ámbito docente? ¿Sus alumnos aprenden a hacer videojuegos, a contar historias o ambas cosas?

-En el grado de Comunicación Audiovisual lo que realmente les enseñamos es a contar historias que atraigan al público, para entretener, para aprender e informar, teniendo mucho en cuenta la evolución tecnológica que estamos viviendo, los soportes y los público a los que se dirige. No me gusta hablar de nuevos medios porque ya no lo son. La tecnología convive con nosotros.

-La evolución tecnológica es patente pero los en argumentos no lo parece...

-Ya no es así. Hay una serie de acciones que tiene que ejecutar el jugador, pero los juegos te pueden contar historias y si tú quieres, disfrutar de esa experiencia. Una de las características de la digitalización es esa bidireccionalidad, esa posibilidad de interacción del que hasta ahora solo era audiencia y se limitaba a ver lo que otros habían hecho. El usuario se convierte en autor porque elige lo que quiere ver o hacer entre una serie de opciones y termina completando el trabajo del creador original.

-¿Que haya más mujeres escribiendo historias se nota?

-Sí. Contrarresta el exceso de argumentos testosterónicos donde las mujeres salimos estupendas con estereotipos muy forzados. Es necesario y existen iniciativas para cambiar esa percepción. Es todavía un mundo de hombres al que cuesta entrar, pero te puedes encontrar casos como que el primer Assassin’s Creed lo diseñó una mujer. Hay muchos productos diseñados por mujeres y se nota no tanto en el aspecto gráfico como en las decisiones que tiene que tomar personaje. Desde que hay más mujeres en el sector, se pegan menos tiros.

-¿Cómo acaba en este sector una licenciada en Historia?

-Terminé la carrera en 1987. Durante más de un año trabajé en algo que no tenía nada que ver con lo mío y me di cuenta que tenía mucho que aprender. Después hice un máster en dirección y gestión de empresas y al terminar me ofrecieron la posibilidad de entrar en una compañía viguesa de computer graphics, dedicada a la creación de imágenes en 3D, que entonces era de las pocas que se dedicaban a eso. Se empezaba a trabajar con contenidos interactivos a través del láser disc y fue mi primer contacto con ese mundo. Me di cuenta de que la tecnología es importante, pero solo es un medio para comunicar. Para eso tienes que tener claro qué quieres transmitir y eso es contar historias. A partir de ahí creé mi propia empresa centrada en el desarrollo de productos interactivos y 3D.

-¿Cómo dio el salto a la Universidad?

-Hace muchos años había un decano que me pidió que admitiera alumnos de Comunicación Audiovisual para hacer prácticas en mi empresa. Yo le dije que no, porque no tenían ni idea y no quería gente sin un mínimo de formación en contenidos interactivos. Pero me invitó a dar unas charlas, me gustó, hice el doctorado, mi tesis sobre videojuegos y tele interactiva, y aquí estoy.

-Aún se ve raro que en la Universidad se pueda aprender algo así.

-La Universidad está cambiando. Aquí aprenden lo básico, a contar historias con su linealidad. Afortunadamente coincidí con un profesor de la escuela de Telecomunicaciones que daba una materia de contenido tecnológico que se complementaba con la mía. Así nació comtecart.blogspot.com. Él necesitaba contadores de historias y yo a alguien que les explicase cómo crearlas. Hemos hecho una materia híbrida que impartimos entre varios profesores de una y otra facultad. Hay que enseñar a los alumnos a trabajar de forma multidisciplinar, que es lo que se van a encontrar en la vida real.

Videojuego celta. Legerén creó en los 90 uno de los primeros videojuegos con temática celta. «En Galicia hay buen nivel. Hay creadores maravillosos que se han ido fuera y ahora están trabajando aquí». Menciona ejemplos como la empresa de Vigo es Polygon-e, o los arquitectos de spa-cc.com en Pontevedra.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Desde que hay más mujeres en el sector del videojuego, se pegan menos tiros»