«Ni me gusta ni me identifico con que me llamen joven promesa»

AGENDA | La Orquestra Vigo 430 ofrece esta tarde la «Sinfonía concertante», de Mozart


El Teatro Afundación será el escenario, a las 20.30 horas, para el concierto que la Orquestra Vigo 430 dará en compañía de la violinista solista María Florea y la violista solista Sara Ferrández, una instrumentista con un gran proyección internacional a pesar de tener solo 24 años.

-¿Qué escucharemos en el concierto?

-La Sinfonía concertante de Mozart, que es para violín y viola solista acompañados de la orquesta. Es una obra muy especial para nosotras porque estudiamos juntas en Madrid y cuando teníamos alguna pausa, tocábamos música de cámara juntas.

-¿Es un reencuentro?

-Sí, de hecho, esta obra era una de las que tocábamos juntas e imaginábamos que algún día la tocaríamos en un concierto. Ahora, por pura coincidencia, porque nadie sabía que nos conocíamos, lo hemos podido hacer. De hecho, llevábamos cinco años sin vernos.

-¿Qué características tiene?

-No hay muchas obras para viola y violín. El violín es como la voz de un niño y la viola, la de la madre; empiezan los dos instrumentos en una dinámica de piano y eso es muy poco común en un concierto para solistas.

-Proviene de una familia de músicos. ¿Estaba determinado su destino musical o tuvo que hacerse?

-Al nacer en una familia de músicos es más fácil dedicarse a la música; ha sido algo muy natural para mí porque fue un lenguaje aprendido en casa; ni siquiera me puedo acordar de cómo era aprender música.

-¿Y cuándo surgió la aproximación sentimental?

-Eso se adquiere después porque de niño no sabes realmente lo que estás haciendo. Aprendes algo técnico, pero no alcanzas a entender la profundidad que tiene, y nunca se termina de aprender, lo cual es maravilloso.

-A usted ya la sitúan entre las grandes promesas de la música. ¿Es eso una carga?

-No sabría qué decir, pero no me gustan que me llamen joven promesa. No me siento identificada.

-¿Por qué eligió la viola?

-La eligieron mis padres cuando yo era pequeña porque se parece más al tono que tiene el violonchelo, que es el instrumento que tocan mi padre y mi hermano. Sí es cierto que es un instrumento menos popular que otros, como el piano o el violín. En la actualidad está resurgiendo porque la razón de que no fuese tan conocida es que no había mucha gente que la tocara bien. También es verdad que la viola, a parte de ser un instrumento precioso, es mi medio para transmitir la música, porque antes que violista soy música, y ese instrumento es el medio de expresión.

-¿Cuál es la razón de que sea tan activa en las redes sociales?

-Empecé como una afición. Ya desde antes de Youtube, yo hacía vídeos para mí, pero descubrí que en las redes no había nada relacionado con la música clásica; me animé a hacerlo y tuvo muy buena respuesta. Fue muy motivante para mí ver que había una comunidad de jóvenes músicos interesados en aprender.

-¿Cuántas horas dedica a la música al día?

-Con el instrumento estoy unas cuatro horas, pero de verdad, por cronómetro. Además, después está el trabajo de estudiar partituras y escuchar la obra, así que empleo todo el día en esta profesión.

-¿Cómo ve el panorama musical en España?

-Hay muy buenos músicos, pero sí que es cierto que mucha gente se va a estudiar fuera. En ese aspecto sí parece que está costando un poco más.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Ni me gusta ni me identifico con que me llamen joven promesa»