Oleada de cierres en As Travesas

Once locales se han clausurado, damnificados por las obras y la caída de ventas


vigo / la voz

La cuesta de enero es más pronunciada y alargada en algunos sitios. La  zona comercial de  As Travesas, sufre un goteo de cierres desde principio de año y confía en atajar la hemorragia en cuanto finalicen las obras de humanización del barrio y se acometan nuevos proyectos en los terrenos de los actuales juzgados. Este lugar es el que tiene más comercios de la ciudad. Por encima incluso del centro. Hay medio millar de negocios, la mayoría de ellos asociados, con una oferta muy variada y atractiva, pero algunos no han podido con las circunstancias hostiles.

El presidente de la Asociación de Comerciantes, Víctor Fernández, señala que en el entorno de su negocio, situado en la calle Camelias, se han clausurado cinco establecimientos en pocas semanas. «Hay un bajón de ventas desde enero, ha cerrado una cafetería, una panadería, varias tiendas...». Uno de los locales que ha cesado la actividad ha sido Troppo, un comercio de regalos que no ha podido remontar la caída de las ventas teniendo que pagar un alquiler elevado de 1.500 euros por apenas 30 metros cuadrados, en la esquina de Camelias con Álvaro Cunqueiro.

La gerente de la asociación, Chus Sánchez Vilas, ha registrado en lo que va de año once bajas en la agrupación comercial que tiene más socios en Vigo, con más de 400 afiliados. La gerente señala que su trabajo es paliarlas con nuevas altas, que se van consiguiendo. El año pasado tuvieron 41 negocios que dejaron de pagar la cuota pero lograron 39 nuevas afiliaciones. Claro que no todos los establecimientos de la zona están inscritos en el gremio. La entidad aglutinan a los locales de la plaza de abastos de As Travesas, a los del centro comerciales y a cientos de establecimiento que están a pie de calle. Los cierres afectan a todos. En las galerías comerciales hay carteles de «Se vende». Pero también se encuentran anuncios similares o de alquiler en otros bajos. Uno de los negocios que ha colgado el cartel de cierre ha sido Pumar. Se trata de una gran zapatería con calzado de calidad a la que en el 2017 «le fue muy bien, pero que en el 2018 tuvo pérdidas», cuenta la gerente. Y en lo que va de año está liquidando el stock con descuentos entre el 50 y el 70 %. Los dueños son empresarios de O Morrazo y allí el negocio prospera. Tienen tiendas en Cangas, Moaña y Bueu. La única que está en liquidación es la de Vigo. «Con los descuentos, las ventas están yendo bien y el cierre previsto para el día 31 de marzo, se va a posponer a finales de abril», señala Yoli Vila, de Pumar.

La gerente de la asociación de comerciantes explica que los cierres se deben a varios factores combinados. «Que se marchase Inditex ha repercutido en toda la zona. Muchas gente ha dejado de venir por aquí». Zara, Massimo Dutti y otras enseñas del grupo actuaban como un imán de potenciales clientes para todo el barrio.

Juan Luis Hermo, propietario de Casa Hermo, un espacio de delicatesen ubicado en la calle Álvaro Cunqueiro, señala que «la facturación de clientes que entran en la tienda bajó el 36 %». Desde la iglesia de los Carmelitas hasta el final de la calle se ha suprimido el aparcamiento y solo se mantienen algunas plazas de carga y descarga. «Antes la gente paraba y hacía un recado y ahora no puede. La humanización nos ha perjudicado mucho», asegura este empresario que palía la caída con el canal "on line".

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

Oleada de cierres en As Travesas