El macrobotellón universitario convierte en un estercolero el parque forestal de Beade

El mirador amaneció con miles de bolsas de plástico y botellas rotas. Los comuneros de Vigo exige al Rectorado y a los organizadores que se disculpen y hagan un acto de desagravio

;
El macrobotellón universitario convierte en un estercolero el parque forestal de Beade El mirador amaneció con miles de bolsas de plástico y botellas rotas. Los comuneros de Vigo exige al Rectorado y a los organizadores que se disculpen y hagan un acto de desagravio

VIGO / LA VOZ

La  Xunta Reitora da Mancomunidade de Vigo se ha reunido hoy de forma urgente para condenar el macrobotellón universitario de la fiesta de San Pepe que en la tarde del miércoles sepultó con toneladas de basura y alcohol el parque forestal de Beade, colindante con el campus de Lagoas-Marcosende. Los mancomuneros exigen públicamente una disculpa por parte de los responsables de la organización del evento de San Pepe y reclaman una entrevista urgente con el rector de la Universidad de Vigo con el fin de proponer una acción de desagravio por los daños sufridos.

Los bancos de los merenderos, el parque infantil y la zona verde han amanecido hoy cubiertos por una montaña de miles de bolsas de basura, botellas de alcohol vacías, vasos de tubo, litronas y refrescos esparcidos por el suelo, incluso en el parque infantil, con grave riesgo para los niños. Al ser día festivo, no hubo servicio de limpieza municipal por lo que los desperdicios quedaron a la vista de las familiares que fueron a hacer picnic al mediodía en el mirador de la ría de Vigo.

Los comuneros, dueños del parque forestal, califican de «desgraciado episodio» el vivido la noche del miércoles en los montes de Beade. Señala que como la universidad prohibió el macrobotellón de San Pepe en la ciudad universitaria de Lagoas-Marcosende, la fiesta se trasladó al cercano Parque Forestal de Beade pero en el lugar no hubo ningún tipo de control ni medidas de seguridad ni de limpieza. Miles de jóvenes peregrinaron con bolsas de licores y refrescos al parque tras ser expulsados por los guardias de seguridad habilitados por la Universidad de Vigo. «Isto deu como consecuencia un acto de incivismo impropio dos tempos que corren», dice la mancomunidad en un comunicado de enérgica protesta y lleno de reproches por la «gravedad» de los hechos y la hipocresía de los estudiantes.

Los dueños de los montes vecinales lamentan que «nun só día bótase por terra o traballo que dende as Comunidades de Montes de Vigo en colaboración co Concello de Vigo veñen facendo para que os espazos que brindan á cidadanía de xeito gratuíto e para un uso público, acaben sendo desprezados e literalmente un vertedoiro descontrolado», continúa el comunicado. Califican los hechos de «verdadeiramente impropios duns mozos universitarios tan preocupados polo entorno no que viven e do que son os próximos responsables».

Los guardias de seguridad atajan el macrobotellón de San Pepe en el campus

luis carlos llera

Los vigilantes abortaron la intentona y condujeron a sus integrantes al parque forestal de Beade

Los guardias de seguridad de Prosegur contratados por las autoridades académicas para la vigilancia del campus universitario y sus edificios evitaron que la festividad del patrono de los ingenieros industriales, San José, conocido por los universitarios como San Pepe, se convirtiese en un macrobotellón. Los alumnos cargados con bolsas de plástico llenas de botellas de alcohol y refrescos no pudieron concentrarse en la plaza Miralles que están en obras por mantenimiento y los vigilantes impidieron que grupos de 20 ó 30 estudiantes se pusiesen a beber al aire libre en el campus y fueron invitados a seguir la fiesta al parque forestal de Beade.

Seguir leyendo

En la tarde del día festivo, decenas de voluntarios de la parroquia de Beade y de la comarca de A Louriña subieron al parque forestal a hacer limpieza, unos porque eran universitarias que estuvieron ayer en la fiesta y creen que su deber es cuidar el monte; otros porque están comprometidos con asociaciones que durante los fines de semana y días libres acuden a limpiar de desperdicios los entornos naturales. 

Muchos universitarios pensaron que la fiesta de San Pepe estaba organizada en el parque pero se llevaron una sorpresa al descubrir que no había suficientes contenedores de basura ni tampoco aseos, salvo los del bar del merendero. La fiesta terminó a las ocho de la tarde, al anochecer. Lo resume así una indignada clienta de avanzada edad en el bar del merendero: «Son unos cochinos, una vergüenza, nunca vi nada igual. He tenido que subir con mis hijas a limpiar todo esto».

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
3 votos
Comentarios

El macrobotellón universitario convierte en un estercolero el parque forestal de Beade