Un juzgado ordena el ingreso en un geriátrico del rayacoches por ser vulnerable y vivir solo

J. A. V. V., de 80 años, conocido como el rayacoches, al que atribuyen destrozos en mil turismos de su barrio


vigo / la voz

El Juzgado de Primera Instancia número 5 de Vigo, especializado en familia, ha ordenado el ingreso en una residencia geriátrica de J. A. V. V., de 80 años, conocido como el rayacoches, al que atribuyen destrozos en mil turismos de su barrio. El implicado fue internado el 8 de febrero en la unidad psiquiátrica del Álvaro Cunqueiro para ser evaluado psíquicamente por los forenses. Alternativamente, la Fiscalía pidió que, por motivos de política social, se le enviase a un centro geriátrico porque es una persona vulnerable que vive sola. Tras los informes periciales, el juzgado de familia de guardia optó por enviarlo a una residencia. A mayores, cada seis meses deberá someterse a un test de aptitud para esclarecer si está en condiciones de ser juzgado por sus supuestos delitos. El juicio programado contra él por dañar 12 coches fue archivado provisionalmente.

Mientras el rayacoches está confinado en una institución oficial, le ha salido en Vigo un imitador. Se trata de un segundo vándalo al que la policía ha bautizado como el anciano trasnochador. Es un jubilado de 80 años, vecino del barrio de Bouzas, que fue detenido a las seis de la madrugada de ayer tras romper con un bastón grueso 18 espejos retrovisores de sendos coches aparcados en la avenida de la Atlántida, en Alcabre. Hay otros daños y la cifra podría ser mayor. El pensionista escapó, pero fue capturado minutos después por un coche patrulla que peinó el barrio en su busca. El hombre fue hospitalizado poco después para ser examinado de una insuficiencia cardíaca. Es probable que quede en libertad y hoy mismo comparezca ante el juez en funciones de guardia de Vigo, Juan Carlos Carballal. Le atribuyen un delito de daños.

El detenido no tiene arrestos previos y su hoja está limpia. Los testigos llamaron a la comisaría porque vieron a una persona que golpeaba varios coches aparcados en la calle. Algunas fuentes dicen que rompía los vehículos con un bastón, pero otras que lo hacía con una muleta. El testigo contó a los patrulleros que el anciano había escapado por las calles Casiano Martínez y Ferreirós.

Los zetas peinaron el barrio hasta que a las seis de la mañana detectaron al implicado en el cruce de Eduardo Cabello con la avenida de Beiramar, en la zona de astilleros.

Tras interrogar al supuesto vándalo, lo trasladaron a un centro médico. Esto se hizo de forma rutinaria por un protocolo con los detenidos de mayor edad.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Un juzgado ordena el ingreso en un geriátrico del rayacoches por ser vulnerable y vivir solo