«Sin profesor, perdimos el curso»

Los alumnos de Serigrafía llevan cinco meses sin clase por la baja de la formadora


vigo / la voz

La Escuela Municipal de Artes y Oficios de Vigo lleva cinco meses sin clases de serigrafía artística. El motivo es que la única profesora que imparte esta especialidad se encuentra de baja médica y el Ayuntamiento no ha contratado a nadie que la sustituya.

El Concello ha dejado colgados a unos 35 alumnos que ahora se sienten decepcionados porque han perdido el curso. Ya no es viable contratar a nadie porque es obligatorio asistir al 75 % de unas clases que no da tiempo a recuperar. Su principal temor es que la administración local no renueve el contrato a la formadora cuando le den el alta y acabe amortizando su plaza, eliminando así una disciplina que tiene mucha demanda en Vigo.

De momento no saben nada porque llevan meses esperando una respuesta del Concello.

En enero se reunieron con la concejala de Educación, que les dijo que había realizado una solicitud al departamento de Personal y que estaban esperando una respuesta. «Llamábamos todas las semanas para hacer un seguimiento de la tramitación, pero no nos daban ninguna respuesta y luego el curso avanzó tanto que ya no tenía sentido seguir llamando», lamenta Laura Currás, delegada del curso básico.

La interrupción de las clases ha sentado como un jarro de agua fría a los alumnos, que habían adaptado sus horarios para poder asistir a las clases.

La profesora que se encuentra de baja impartía sesiones de cinco horas dos días a la semana en los niveles básico y superior. Prueba de la demanda existente es que la quincena de alumnos del grupo de iniciación tuvo que someterse el pasado mes de septiembre a unas pruebas de acceso a las que se presentaron alrededor de 60 aspirantes.

Los que ya hicieron el curso básico ven ahora cómo no van a poder acabar el programa. También se encuentran en la misma situación los que deben realizar el proyecto final. «De repente te sientes frustrado porque hay gente que esperaba acabar para poder emprender un proyecto profesional y ahora nos quedamos a la expectativa porque no hay ningún tipo de confirmación, lamenta Reyes Iglesias, delegada del curso superior. La escuela otorga a los interesados un certificado de las horas lectivas, que sirve posteriormente para pedir una acreditación ante la Xunta.

Mala organización

«Me parece una falta de organización muy grande porque el Concello, una vez que ofertó las especialidades, debería tener la responsabilidad de continuarlas hasta el final. La gente ya organizó su vida y moldeó sus horarios para poder asistir a las clases», lamenta Laura Currais.

Reyes Iglesias expresa que los alumnos se llevaron una gran desilusión al quedarse sin nadie que les guíe en esta materia como les habían prometido. «A principios de curso nuestra profesora nos comentó que había una persona para sustituirla, que alguien iba a completar su ausencia y, sin embargo, no fue así. Estamos desencantados con la escuela y con el gobierno municipal porque no atiende nuestras peticiones. No tenemos ningún compromiso de ellos para que el año que viene empecemos el curso».

Al parecer, al no tratarse de una enseñanza reglada obligatoria, la administración local no considera prioritaria la reposición de un profesor. Los alumnos no pagan nada por la matrícula, en virtud del compromiso del Concello de promover actividades gratuitas para los ciudadanos cuando recibió en donación el inmueble de García Barbón. Quieren que se garantice la enseñanza el curso que viene para que no se pierda una materia que da prestigio a la EMAO y la mantiene viva.

El Concello se compromete a seguir apoyando la escuela en el futuro y no hacer recortes

Los alumnos de la Escuela Municipal de Artes y Oficios están preocupados por el futuro de las enseñanzas que se imparten en el edificio y así lo han trasladado a los representantes políticos. Alumnos de Luthería se movilizaron hace meses contra la amortización de la plaza del profesor que se ha jubilado y que mantiene cerrada la única escuela de este tipo de todo el país. Además temen por la desaparición de otras especialidades a medida de que los profesores lo vayan dejando.

El gobierno local emitió un comunicado informando de que tiene previsto que la formación de luthería vuelva a impartirse desde septiembre «e para isto dotarase esa praza a principios de curso». «Nunca estivo nin está no ánimo deste goberno a supresión destra praza nin desta materia, nin levaremos adiante ningún recorte na EMAO», es el compromiso del gobierno municipal.

El Concello dedica al funcionamiento de esta escuela casi 1,3 millones de euros. El gobierno municipal critica que la Xunta no apoya las actividades de esta escuela, a pesar de ser la única de Galicia. «No goberno de Vigo estamos encantados de mantela e seguiemos facéndoo no futuro».

«Sería una seguridad que los profesores tuvieran contratos laborales fijos y que haya unas listas de sustitución que se hagan efectivas en caso de bajas», afirma la delegada de los alumnos Laura Currais. Tanto el PP como Marea de Vigo se han posicionado en favor de los alumnos afectados y demandan una solución.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

«Sin profesor, perdimos el curso»