Un misterioso banco de Londres paga la deuda de un supuesto estafador en Vigo

Una desconocida abonó 25.000 euros a un denunciante el día antes de celebrar el juicio en la Audiencia


Vigo

Un misterioso banco virtual de Londres ha pagado en Vigo un total de 25.000 euros de indemnización para compensar a un inversor de Ferrol que fue víctima de una estafa. La firma financiera hizo el depósito en las cuentas judiciales de Vigo ayer mismo para liquidar la deuda, intereses y gastos al perjudicado a través de una plataforma. Una mujer desconocida transfirió el dinero para el denunciante y saldar toda su reclamación. 

Lo curioso es que el banco no tiene licencia para operar en España ni conceder créditos pero actuaba a través de un apoderado en Badajoz, que está acusado de montar un falso banco por Internet y timar a un inversor de Ferrol, a un comerciante de legumbres de Castilla-León y un tercer afectado. El dinero transferido sería para arreglar la deuda con sus víctimas en un intento de librar al acusado de la cárcel.

El juicio se iba a celebrar esta mañana en la Quinta Sección de la Audiencia de Pontevedra, con sede en Vigo. El acusado es un informático que estaba imputado por un delito continuado de estafa agravada. Afronta entre 4 y 6 años de cárcel como supuesto autor de tres estafas al conceder falsos préstamos rápidos a cambio de un adelanto para gastos. Un empresario de Ferrol perdió 17.800 euros al dar el anticipo sin recibir luego el crédito.

Sin embargo, el fiscal, ante las novedades, ha pedido esta mañana que se suspenda el juicio y se devuelva el expediente al juzgado de Instrucción para hacer averiguaciones complementarias y esclarecer las credenciales y licencia de dicho banco internacional. Quiere saber quién es la misteriosa donante y si realmente existe esa plataforma de pago internacional londinense. La defensa asegura que es muy difícil contactar con el gestor porque se pasa el día viajando por el mundo.

Los otros dos inversores perjudicados que aún no han percibido su indemnización también reclamaron que se suspenda el juicio y se derive el expediente a Instrucción para aclarar quién está detrás de las transferencias y solicitar luego la devolución de su dinero. Un comerciante de legumbres reclama 35.935 euros y 1.500 euros de gastos y otro afectado pide 3.300 euros.

Solo uno de las tres víctimas cobró su indemnización porque fue la única que acudió a una anterior sesión del juicio en el 2018, la cual se suspendió también.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Un misterioso banco de Londres paga la deuda de un supuesto estafador en Vigo