El PP de Vigo se envuelve en la roja y gualda

El partido de Elena Muñoz hace una invitación a su militancia a una jura de bandera civil


vigo / la voz

El PP de Vigo fue una de las demarcaciones más entusiastas de su partido de cuantas acudieron el 8 de febrero a la manifestación madrileña de Colón, en la que su partido compartió escenario con Ciudadanos y Vox. Elena Muñoz, la presidenta de los populares vigueses y candidata a la alcaldía, entendió que tras la debacle socialista en Andalucía, un adelanto electoral de las generales para hacerlas coincidir con las municipales, o al menos acercarlas, vincularía inexorablemente a Abel Caballero al fracaso que desde la victoria de la derecha en los comicios andaluces entendían los populares que podría sufrir Pedro Sánchez.

Muñoz habló entonces del «atentado contra la unidad de España que está realizando el Gobierno central, con un Caballero cómplice de la izquierda radical y extremista que trabaja para romper nuestro país». «No queremos que Vigo sea cómplice de Sánchez en su camino para romper España», continuó antes de calarse una bandera roja y gualda al cuello.

La bandera de España, y por triplicado, la sacaron Muñoz y las Nuevas Generaciones del PP a los balcones de la sede del partido cuando Pablo Casado lanzó a los populares el día de la Hispanidad a tratar de ocupar todo el ancho del carril derecho del escenario político al hacerse palpable que Vox le estaba comiendo terreno por ese flanco.

Y para mantener vivo el espíritu de la bandera, el PP ha desempolvado una vieja idea de su presidenta local. Tras una visita realizada en junio pasado a una exposición sobre el almirante y estratega Blas de Lezo, Elena Muñoz lanzó, su propia táctica para tratar de atraer de nuevo a los electores tradicionales del PP tentados con votar a Caballero, tras acuñar el alcalde una imagen casi neutra ideológicamente, con su interpretación del viguismo como única enseña que hace que según la última encuesta de Sondaxe los propios votantes del PP lo valoren más a él que a la candidata de su partido. Una jura de bandera española y civil, fue la idea. Y esta acaba de cristalizar.

Se realizará en terrenos portuarios, los únicos vacunados contra una posible oposición municipal. Se llevará a cabo el 30 de junio. Por tanto, después de las generales y las municipales. Pero la dirección del PP vigués agita ya la bandera y ha animado a sus afiliados a que se apunten y lo hagan con urgencia, pues «únicamente se admitirá la participación de los primeros 500 solicitantes», dice la misiva interna. Cada jurando podrá ir con dos acompañantes, y la recreación de esa imagen no la quiere dejar escapar el PP local. Como Blas de Lezo, el partido conservador despliega pues su estrategia: Caballero es equivalente a Pedro Sánchez y, por tanto, una amenaza para España y para todos los que no se enfundarían la roja y gualda. Habrá que ver si se traduce en algún voto.

Eso sí, salvo que quieran asistir como público, que se abstengan de apuntarse los menores, los que no tengan pasaporte español y los que hayan jurado o renovado hace menos de 25 años su amor a la bandera.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

El PP de Vigo se envuelve en la roja y gualda