La caja de regalo dura hasta primavera

Según el Concello, la estructura de la instalación navideña que costó más de 100.000 euros y lleva cinco meses en la Gran Vía, se desmontará próximamente


vigo / la voz

La caja de regalo de 17 metros de altura, 10 de anchura y 9 de fondo fue uno de los elementos más espectaculares de la iluminación navideña de Vigo que brilló en todo el planeta como el alcalde ya había advertido echando mano de una exageración que, al final, no fue tanta dado el éxito interestelar de la iniciativa. El último reconocimiento aún acaba de llegar. Por esas luces, el Concello recibirá mañana en Madrid el Premio Nacional de Comercio Interior que concede el Ministerio de Industria y Comercio.

La estructura instalada al inicio de la Gran Vía fue también la que más quebraderos de cabeza ha dado a los operarios de la empresa adjudicataria. Desde que pusieron el primer tornillo su instalación se prolongó durante más de un mes ocasionando molestias a los vecinos ya que buena parte de las operaciones con grúa se hacían de noche, hasta altas horas de la madrugada. Además el remate del proceso requirió el corte diurno del transitado vial durante varias jornadas.

La empresa cordobesa que instala luces de Navidad en media España y parte del extranjero tardó otro par de meses en llevarse el ingente montaje luminoso de las calles de Vigo. Su trabajo ya ha terminado. O casi. La estructura de la caja sigue y está a punto de cumplir medio año. Lo que se ha retirado son los elementos de los que colgaban los 150.000 LED píxel con una potencia de 12.800 vatios para juegos de luz y color. A finales de marzo continúa ocupando el espacio de arranque de la Gran Vía sobre la salida del párking.

El Concello podría optar por dejarlo donde está porque según el contrato firmado con la compañía de luces andaluza, en la cláusula sobre aspectos relacionados con la retirada de elementos se especifica: «Eliminaranse todos os elementos da instalación salvo aqueles que, consensuadamente coa empresa, consideren o responsable do contrato que non molestan e sirvan para futuros exercicios». Teniendo en cuenta que solo el camión de tracción total con guía hidráulica cuesta 1.100 euros y la grúa de pluma telescópica de 30 metros de longitud que se alquila por horas genera un gasto de más de 6.000 euros en el montaje y otro tanto en el desmontaje, la opción más económica sería no mover la estructura básica en todo el año. Pero una portavoz del Concello confirmó ayer que se desmontará en breve.

Como el último contrato municipal con Iluminaciones Ximénez es de dos años (ronda el millón de euros por año prorrogables a otros dos más si así se decide), para la próxima campaña navideña ya quedaría fijada una estructura de grandes dimensiones que causó molestias a vecinos y conductores.

Las condiciones del contrato detallan que la instalación debería hacerse «en horario que non moleste» pero al final estaban trabajando de día y de noche. La caja de regalo LED gigante está fabricada en acero y las luces LED van sobre soportes de aluminio. El proyecto decorativo que Ximénez también llevo a otras ciudades como Salamanca costó 112.000 euros.

Jardín de troncos

Ximénez también dejó una instalación realizada con troncos formando un extraño jardín de árboles mutilados sobre una cama de piedras. Esa decoración formaba parte de la escenografía navideña. El anuncio municipal respecto a la retirada de todos los elementos también afecta a esto.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La caja de regalo dura hasta primavera