Un exboxeador juzgado por pegar a una delegada embarazada alega nerviosismo por su hijo

«Me desencajó la mandíbula, ya no puedo comer bocadillos», dice la víctima, también acusada por abofetear al expúgil, quien subió al ring a auxiliar a su hijo noqueado


VIGO / LA VOZ

El exboxeador profesional y campeón Roberto D., juzgado por desencajar la mandíbula de un gancho a una delegada de la federación, la cual estaba embarazada, negó la agresión. La reyerta fue el 18 de marzo de 2017 en una velada de boxeo en el pabellón de Eduardo Caballero. Alegó en el juicio que subió al ring a socorrer a su hijo mayor, el cual cayó noqueado. Temía por su vida y quiso retirarle el bocado para evitar que se atragantase pero la delegada lo echó y lo abofeteó, tras lo cual él se apartó. El fiscal le hizo ver el vídeo de la trifulca y admitió finalmente que él la apartó con aspavientos. «Estaba allí como padre, muy nervioso, me vi desbordado por mi hijo, me superó la situación. Ella me partió el labio de un bofetón», dijo a la jueza de lo Penal número 1 de Vigo. El fiscal pide 21 meses de cárcel.

La delegada, Gema A., hija del antiguo entrenador y amiga del exboxeador, fue juzgada por propinarle una bofetada al acusado cuando subió a socorrer al hijo, misión del médico. Recalca que ya antes el mismo padre rondó nervioso el ring gritando consejos al hijo. «Me dijo insultos machistas, me escupió y me dio un gancho que me dejó sentada. Me dolía la mandíbula y el médico me la encajó con los pulgares. Ya no puedo comer bocadillos», dijo. Afronta una multa de 480 euros.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Un exboxeador juzgado por pegar a una delegada embarazada alega nerviosismo por su hijo