Diana Nogueira: «Hay que mostrar las arrugas con orgullo y satisfacción»

La actriz y presentadora viguesa es nieta de costurera, una de las razones de su amor por la moda


«Activa, curiosa, y muy tímida y vergonzosa». Así, cuenta ella, era de niña la actriz y presentadora Diana Nogueira (Vigo, 1975), que representó a España en Miss Universo 1999 y se llevó el título al Mejor Cuerpo. Su alegría tiene un secreto: «Intento mirar el lado bueno de las cosas, y a las penas darles el tiempo justo». Nieta de costurera, Diana creció entre retales. Su pasión por la moda tiene tela. «Ese mundo me fascina desde la infancia. Yo soy de la generación de la Barbie», recuerda. «Lo de ser actriz también viene de muy atrás. Empecé a hacer teatro siendo adolescente en una compañía de Vigo y, aunque la moda me obligó a dejarlo durante unos años intensos de trabajo, siempre supe que volvería y lo hice en Madrid formándome en una escuela mientras trabajaba en la tele», cuenta.

 -¿Cómo le sienta la vida?

-La vida me sienta bien, la vida es bella, como diría Roberto Benigni…

-¿Y la arruga, es también bella?

-Ja, ja, ja, ese fue un eslogan de un gran diseñador gallego. Si te refieres a las de la cara la risa es la que más arrugas provoca, y hay que mostrarlas con orgullo y satisfacción.

-Estudió Anatomía Patológica, ¿cómo acabó su anatomía en Miss España?

-Cuando terminé las prácticas de laboratorio, tenía que decidir si centrarme en preparar unas oposiciones o seguir con la tele (entonces estaba en el Supermartes) y la moda. Decidí seguir estudiando, y cuando se lo comenté a la dueña de mi agencia de modelos me convenció para que me presentara al concurso de Miss y en fin… me eligieron Miss Galicia ese año y eso me llevó a Miss España.

-Acaba de presentar Referentes Galegas. ¿A qué grandes deberíamos seguir la pista?

-A profesoras, físicas, doctoras, escritoras, ingenieras, deportistas, periodistas, cantantes… A todas las que de su oficio hacen su pasión. A muchas de ellas las podéis encontrar en Referentes Galegas, un proyecto de Executivas de Galicia que pone nombre y apellidos a mujeres que son buenos ejemplos. 

-Los gallegos la eligieron la mujer más atractiva de Galicia. ¿No dirá que la belleza está en el interior?

-¡Soy una enamorada de las dos bellezas! Y la belleza interior tiene el don de exaltar la exterior. Es más importante.

-¿Qué lleva en el bolso?

-Las llaves, unos caramelos, una barra hidratante de labios, el móvil, una libreta, un bolígrafo, una crema de manos y unas gafas de sol. Si voy con niños… meriendas varias.

-Un libro de cabecera...

-Uff, no podría escoger uno... Rosalía de Castro, Oscar Wilde, Jane Austen… Mi padre me inculcó el amor por las letras.

-Una receta de casa…

-No soy nada cocinillas, pero tengo un buen repertorio de bizcochos, magdalenas, tartas de manzana…

- ¿A quién querría parecerse?

-Pues a nadie y a muchos a la vez; ¡se nota que soy gallega…! Nunca fui mitómana.

-Es profesora de modelos. ¿Qué hay que tener para pisar fuerte sobre la pasarela?

-Elegancia y carácter. El estilo viene con uno, pero hay que saber destacarlo y definirlo.

-¿Zapatillas o tacones, cómo va usted por la vida?

-Pues con los dos, y tan cómoda con unas zapatillas como con tacones.

-Una espinita clavada...

-Cuando se me clavan, las quito antes de que se me infecten.

-¿Cuál es su frase de abuela favorita?

-Con sentidiño. Y mi palabra, cantareira.

-Vostede de quen vén sendo?

-Pois dunha peiteadora e ama de casa e dun músico e representante de comercio.

-¿Qué es lo que más valora en la vida?

-El amor.

-Por amor haría...

-¡Seguir escuchando cada día la misma canción de Morat! La que pone mi hijo cada vez que nos subimos al coche.

-Es madre de familia numerosa, ¿concilia?

-Gracias a mi marido y a mi familia. Su apoyo es imprescindible.

-¿Cómo ha celebrado los 40?

-Ya no me acuerdo, jajaja. Es broma, fue un cumpleaños más.

-Fue elegida Mejor Cuerpo. ¿Esfuerzo o genética?

-Genética. Pero para mantenerme en forma, correr todos los días, elíptica si llueve, y bici los domingos al sol. Además, evitar los ascensores e ir andando. Vivo en Vigo, esto ayuda a tener unas buenas piernas.

-¿Prohibiría los piropos ofensivos?

-Hay cosas más importantes que prohibiría, pero los piropos ofensivos retratan a quienes los dicen, dejan al descubierto una falta de educación. Me violentan, como a cualquier mujer.

-¿Qué ha aprendido de la tele?

-A comunicar, a transmitir emociones, a trabajar en equipo y a reconocer el gran valor de este medio, que es acompañar a miles de personas.

-¿Quién le dio el primer suspenso?

-El primer suspenso se lo debo a mi primer amor, seguro…

-¿Lo mejor que le han dicho?

-Que soy una buena persona.

-¿Aperitivo o postre? 

-Los dos, por favor. De los pequeños placeres está hecha la felicidad.

-Un referente.

-Rosalía, sempre.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Diana Nogueira: «Hay que mostrar las arrugas con orgullo y satisfacción»