Un proyecto para eliminar tres mil kilos de basura del oceáno

El RepescaPlas ha recuperado en Marín, Vigo y Gandía ocho mil tipos de residuos

Los miembros de la fundación RepescaPlas, en una de sus jornadas de trabajo recogiendo basura del mar
Los miembros de la fundación RepescaPlas, en una de sus jornadas de trabajo recogiendo basura del mar

El proyecto RepescaPlas ha soplado su primera velita. En efecto, la iniciativa oficial y privada comenzó en enero del 2018 y ha completado sus primeros doce meses con un balance de más de 3.000 kilos de basura marina recuperada de las aguas de los puertos gallegos de Marín y Vigo, así como del de Gandía (Valencia). Es decir, basura que nunca debió acabar en el mar y sí en plantas de reciclaje. Los investigadores han clasificado los objetos recuperados en nada menos que 8.000 tipos. A posteriori, se ha desarrollado un estudio ecotoxicológico de los distintos tipos de residuos. La buena noticia es que, con la excepción de un tipo de red de pesca, los resultados son negativos. O sea, hay contaminación y degradación, pero no intoxicación general. 

Este mes ha comenzado la segunda anualidad. El objetivo: profundizar en esos resultados para observar si esa toxicidad existente es debida al material en sí, a los aditivos o a elementos que se adsorben durante la estancia en el medio marino. Además, buscará una solución para este tipo de residuos, ya que su tratamiento es complejo debido a la degradación que presentan tras su estancia en el mar. Es decir, no es posible simplemente meterlos en camiones y llevarlos a la primera planta de reciclaje que se encuentre.

«Se trata de materiales muy heterogéneos, porque al ser consecuencia de una mala gestión, lo que podemos encontrar en los mares y océanos puede proceder de orígenes muy diversos -explica la investigadora principal, Sonia Albein-. Además, estos materiales están expuestos a las adversidades meteorológicas, así como a las condiciones ambientales que presentan los mares». Al mostrar una degradación elevada, los polímeros que los componen pierden parte de sus propiedades físico-mecánicas de origen, por lo que, en algunos casos, la simple trituración de algunos de ellos resulta mucho más costosa si se compara con un residuo procedente del contenedor amarillo.

«El uso conjunto de estos residuos con los terrestres bien gestionados no es óptimo. Es por ello por lo que en esta segunda fase del proyecto contemplamos como punto principal el estudio de viabilidad para la realización de un pretratamiento en planta de selección de este tipo de residuos, entre otras cuestiones», asegura Albein. O sea, cómo poder reciclarlos.

El proyecto RepescaPlas se desarrolla con la colaboración de la Fundación Biodiversidad, del Ministerio para la Transición Ecológica, a través del Programa Pleamar.

Un contenedor: el azul

Está claro para la mayoría de los ciudadanos, porque desde hace más de dos decenios forman parte del paisaje español: los contenedores azules son para el papel y el cartón. Hay uno por cada 215 personas, en números redondos. Pero la duda surge a la hora de pensar en qué papel: ¿el higiénico?, ¿el del periódico?, ¿el de envolver los regalos? Ante la duda, todo el papel que haya envasado alimentación, calzado, productos congelados, papel de uso diario (folios, libretas sin el alambre…). ¿Y los briks, que son de cartón? Pues no, y este es el error más habitual: los bricks van siempre al contenedor amarillo, mientras que las servilletas de cocina o los papeles manifiestamente sucios deben ir al verde. Por cierto, el medio ambiente agradece que el ciudadano doble y comprima los envases en vez de arrugarlos, porque así se ahorra espacio.

Los pequeños científicos preguntan

Estas son algunas de las preguntas sobre reciclaje que formularon los pequeños científicos más inquietos en la web de Prensa-Escuela (www.prensaescuela.es) en la sección Pregunta a un científico: 

¿Adónde va la basura?

Julieta Santillán (A Coruña). 2011

Cuando tiramos algo, va a parar al cubo de la basura. Y cada día pasa el camión a recogerla y no volvemos a saber de ella. Sin embargo, estamos produciendo tanta basura que cada vez resulta más difícil eliminarla. Los Gobiernos tienen la misión de buscar las mejores opciones para poder tratar la basura adecuadamente. Y las personas, cada uno de nosotros, también podemos colaborar. Por ejemplo, podemos reciclar, volviendo a utilizar aquellos materiales que podamos, en lugar de tirarlos. También podemos preciclar, intentando no coger bolsas en el supermercado, y llevándolas de casa, o buscando productos que usen menos envoltorios de plástico. Es nuestra contribución personal a producir menos basura y mantener el planeta más limpio. 

¿Cuántos años podemos vivir en la Tierra antes de que nos invada la contaminación?

 Laura (Vigo). 2017

Tarde piaches. La contaminación, entendida como la presencia en el medio natural de sustancias artificiales fabricadas por el hombre, lleva siglos produciéndose y está presente en todos los ecosistemas del planeta [...]. Actualmente se lucha en varios frentes (científico, tecnológico, político, social) para frenarla y, en un futuro, reducirla.

¿Las fuentes renovables pueden acabarse algún día?

 Sara Domínguez (O Grove). 2012

Las fuentes de energía renovables son aquellas que resultan prácticamente inagotables, porque abundan o se regeneran de forma natural [...]. La solar, por ejemplo, según los datos de los astrónomos, se acabará dentro unos 5.000 millones de años, cuando el Sol agote su combustible y se transforme en otro tipo de estrella [...]. 

«El reciclaje es clave para obtener recursos suficientes para todos»

La lucense Isabel López-Rivadulla Sández es la directora de comunicación y márketing de Signus Ecovalor, una sociedad limitada sin ánimo de lucro que se encarga del reciclaje de casi todos los neumáticos de vehículos de motor en España.

-¿Por qué es importante reciclar?

 -Si tenemos en cuenta que reciclar es el proceso mediante el cual los productos una vez que han finalizado su vida útil se preparan para ser nuevamente utilizados aprovechando sus materiales en lugar de eliminarlos sin más, nos debemos dar cuenta de que estamos ante un hecho muy importante.

-Somos muchos. ¿Hay en el planeta recursos para todos?

-Ese es un aspecto fundamental, porque si consideramos las previsiones de las Naciones Unidas sobre el incremento de la población mundial -que llegará hasta los 9.100 millones de personas en el 2050-, no podemos tener dudas de que el reciclaje va a jugar un papel clave a la hora de poder obtener recursos suficientes para todos.

-Póngame un ejemplo.

-Uno que me toca muy de cerca: los neumáticos están compuestos por diferentes materiales, todos ellos aprovechables y reciclables. Pero, además, el acero se vuelve a llevar a las acerías, el textil se usa como material de aislamiento o como combustible de sustitución y el caucho se emplea en diferentes aplicaciones, evitando así el uso de materias vírgenes.

-¿Hay conciencia de eso?

-El planeta es de todos, pero la voluntad de cuidarlo, por ejemplo reciclando, es una responsabilidad individual de cada uno.

 actividades

A1. Envía tu pregunta sobre ciencia a www.prensaescuela.es. Haz clic en Pregunta a un científico. Rellena el formulario y… ¡listo!

A2. Visita la web de Signus (www.signus.es). Luego, vete a https://is.gd/CSZIRT para ver cómo los neumáticos de los coches se convierten en chanclas de playa.

A3. ¡Implícate! ¡Recicla todos los días en el colegio, en casa, en la calle! 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Un proyecto para eliminar tres mil kilos de basura del oceáno