Adiós, hotel Samil, adiós

El edificio parece el escenario de una guerra por la acción de la piqueta, que ya solo deja en pie su estructura


Vigo

Solo queda el esqueleto. La piqueta ha avanzado en los últimos días a gran ritmo para reducir a escombros el edificio del Gran Hotel Samil Playa, cincuenta años y cinco meses después de que Manuel Fraga, como ministro de Información y Turismo, y el alcalde de Vigo, Rafael Portanet, inaugurasen un jueves de agosto de 1968 el establecimiento hotelero, tras cortar unas horas antes la cinta de los apartamentos Rías Baixas de Coruxo.

La construcción que cambió el horizonte de la mayor playa de Vigo se ha quedado ya sin sus fachadas, dejando a la vista su estructura interior, el espacio de sus habitaciones y dependencias recordando el escenario de una guerra, como comentan los viandantes que este fin de semana se veían sorprendidos por el aspecto del edificio.

En su inauguración, Fraga alabó el papel que había jugado la alcaldía y la corporación municipal en el impulso a la construcción que daría paso a la urbanización de la playa con el controvertido paseo que ha constreñido el movimiento de la arena en Samil. El entonces ministro aprovechó su visita para mostrar su «satisfacción por estar en Vigo, la ciudad donde se llama al pan, pan y al vino, vino y donde se realiza en los últimos tiempos una brillantísima tarea de progreso», aseguraba Fraga.

El negocio hostelero levantado por Jovito Lavandeira será sustituido ahora por otro también de cuatro estrellas promovido por el empresario coruñés Manuel Jove, quien se hizo con la concesión en subasta por 2,6 millones de euros, a los que se sumarán otros 20 millones para concluir el complejo que está previsto abra en otoño del 2020.

El viejo hotel Samil de Vigo ya es historia

a. martínez
El alcalde asistió al inicio de la demolición y dijo que así se soluciona «un error histórico»
El alcalde asistió al inicio de la demolición y dijo que así se soluciona «un error histórico»

En su lugar se levantará otro establecimiento hotelero más respetuoso con el paisaje

Vigo dijo ayer adiós a un icono del feísmo urbanístico. El viejo hotel Samil ya es historia en la ciudad. En su lugar se levantará otro establecimiento hotelero más respetuoso con el paisaje. La enorme mole de hormigón de siete alturas dejará de suponer una barrera visual en plena costa.

Una vez cumplido el período de concesión, el Ayuntamiento volvió a sacar a concurso la parcela donde se ubica.

El inmueble estuvo abandonado durante tres años hasta que lo adquirió en la subasta pública el empresario coruñés Manuel Jove. Pagó 2,6 millones de euros sobre un precio de salida de 2,1 e invertirá más de 20 millones de euros en el futuro complejo turístico. La previsión es inaugurarlo en otoño del 2020.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos
Comentarios

Adiós, hotel Samil, adiós