Dos caseros de Vigo van a juicio cada día para echar a sus inquilinos por impago

Los pleitos contra morosos que no pagan el alquiler del piso suben un 15 % en dos años


vigo / la voz

Los juicios contra inquilinos que no pagan el alquiler van en aumento. Un total de 659 caseros presentaron demandas en los juzgados de Vigo en el 2018 para reclamar el desalojo de los morosos. Son casi dos pleitos por día y representan un 15,4 % más que hace dos años, cuando solo se interpusieron 571 litigios.

Hay varios factores que contribuyen a este aumento. Por un lado, los alquileres aumentaron de precio en los últimos años, por encima de las subidas de salarios o los subsidios sociales. Por otro, desde hace unos años, la ley facilita el desahucio exprés, de forma que el casero puede lograr el desalojo de su vivienda en cuestión de meses sin esperar al recurso. Solo se retrasa si dentro de la vivienda residen familias con menores o en situación de vulnerabilidad. Ganan dos meses de prórroga para que la Xunta o el Concello los recoloquen en un alojamiento social.

En la Plataforma de Afectados por Hipoteca de Vigo (PAH) admiten que el problema del impago de alquiler va en aumento y que lo que llega hasta los juzgados es la punta del iceberg. Hay juicio cuando el inquilino no se quiere ir voluntariamente porque tampoco tiene a dónde ir. «Hace poco, hubo once desahuciados a la vez en un mismo edificio en la calle Aragón pero solo se tuvo noticia de uno, una madre sudamericana con hijos, porque se judicializó. La cifra de los que no llegan a nosotros es sorprendente. Solo si no se marchan los meten en el juzgado», afirma.

Prevén más pleitos de este tipo. «Casi todos los mensajes que hemos recibido en el último trimestre del 2018 fueron por problemas a la hora de pagar el alquiler», dice uno de los portavoces de la PAH, Telmo Pérez. «Este curso lo abriremos el sábado 26 y esperamos que nos lleguen más casos, casi todos de alquiler. Tras terminar el período de tregua navideño, empiezan de nuevo las expulsiones», indica.

Pérez cree que la subida del alquiler no influye tanto a la hora de dejar de pagar la renta. «Se trata de inquilinos que han perdido su trabajo o dejan de percibir las ayudas sociales, por ejemplo, al agotar la risga. El impago se debe más a que tienen precariedad porque en Vigo no hay subidas espectaculares de alquiler como en Madrid o Barcelona», señala Pérez.

La mayoría de los juicios terminan con la orden de desahucio del inquilino. Por lo general, este devuelve las llaves al dueño antes de la fecha de su expulsión y de que una comisión judicial acuda a la vivienda a cambiar la cerradura. En todo caso, la oficina de Embargos y Notificaciones realiza medio millar de ejecuciones de desahucio al año, en su mayoría a deudores de alquiler y no a hipotecados. Incluso la PAH se ha dado cuenta de que la mayoría de sus afectados no están hipotecados, lo que también reduce sus peticiones de ayuda.

La PAH también atiende a inquilinos que se quedaron en la calle y no pueden afrontar los gastos del apertura, como fianzas y otras exigencias, como un aval o una nómina, para alquilar otro piso. Quienes carecen de estas credenciales, caen en la trampa de la pobreza: «Es el pan nuestro de cada día», dice Pérez.

En muchas ciudades, incluido Vigo, ha aparecido un nuevo fenómeno. Muchas viviendas hipotecadas que están alquiladas se transfirieron de los bancos a las carteras de grandes fondos de inversión. Estos gigantes inmobiliarios pueden subir los precios del alquiler y sus bufetes agilizar las expulsiones de morosos.

La renta de los pisos en Vigo se dispara a 8,1 euros por metro cuadrado al mes, el más caro de Galicia

Vigo es la ciudad de Galicia donde el precio de alquilar un piso es más caro. Parece que la renta ha tocado techo porque los incrementos trimestrales se están ralentizado mientras que en el resto de la comunidad autónoma aumentan a mayor ritmo. Los precios han subido un 2,2 % respecto a hace un año en Vigo, lo que la sitúa entre las menores subidas de Galicia (donde se registró un alza media del 7,9 %). Así lo revela un informe publicado por Idealista. El jefe del estudio, Fernando Encinar, cree que no hay burbuja del alquiler o que , si la hay, ya se está desinflando en España. Lo mismo ocurriría en Vigo.

No obstante, sigue siendo la ciudad gallega más cara para alquilar, según los datos que maneja este estudio. El precio medio del metro cuadrado de alquiler es de 8,1 euros. Un piso de 60 metros cuadrados costaría 486 euros al mes. El de 80 metros se dispara a 648 euros. Es algo más barato que el precio alcanzado en otoño, cuando el alquiler se disparó a 8,4 euros, coincidiendo con el inicio del curso universitario. En Galicia, solo la ciudad de A Coruña tiene precios aproximados, con el metro a 7,5 euros. Ourense y Lugo son más económicas pues rondan los 5 euros.

A nivel de la provincia de Pontevedra, el comportamiento ha sido menos alcista a lo largo del 2018. En la ciudad de A Coruña, los precios de alquiler se dispararon un 9,6 % en el último año yb en la provincia un 11,9 %. En cambio, en la provincia de Pontevedra, no pasó del 3,5 %. Podría ser una señal de que la burbuja se desinfla en el sur de Galicia y de que los precios han tocado el tope.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Dos caseros de Vigo van a juicio cada día para echar a sus inquilinos por impago