Investigan el crimen de un hombre de 81 años en Vigo, hallado con los pies atados y una bolsa en la cabeza

Apuntan a un robo violento como móvil del crimen, ya que el difunto solía llevar encima sumas de dinero de hasta 8.000 euros

Así es la zona donde apareció el cadáver del octogenario de Vigo El cuerpo apareció en el entorno del Lagares, a la altura del barrio de Sárdoma

A Manuel Alonso Rivas lo mataron por un puñado de euros. Hasta 8.000, aproximadamente, que es la cantidad máxima de dinero que solía llevar encima. Esta es la información que manejan los investigadores de la Policía Nacional de Vigo que intentan aclarar lo ocurrido a este vecino de Vigo de 81 años de edad hallado muerto ayer por la tarde (17.30 horas) en la parroquia de San Pedro de Sárdoma, en el Camino do Pontillón, a unos 300 metros de su casa, en un solar próximo al río Lagares. Concretamente, y según explica la Policía Nacional, «fue otro residente en el barrio de Sárdoma el encargado de encontrar el cadáver de una persona en una zona boscasa y de matorral situada en la parte trasera de un hipermercado. Desplazadas varias dotaciones, se comprobó que se trataba de un varón mayor con signos de violencia que causaron su muerte. El cadáver estaba envuelto plásticos y muy camuflado con el entorno».

Manuel Alonso Rivas presentaba manchas de sangre, pero también con los pies atados con un cinturón, cubierto por trapos y cañas y con una bolsa en la cabeza. De ahí que se investigue un crimen. El fallecido desapareció el 26 de diciembre, aunque su ausencia no fue denunciada oficialmente hasta el 5 de enero. Fueron sus propios familiares los que notificaron la ausencia, poniéndose en marcha un dispositivo de búsqueda que finalizó ayer, con su localización a poca distancia de su propia vivienda en trágicas circunstancias.

A la espera de conocerse los resultados de la autopsia, que se realiza en el hospital Nicolás Peña de Vigo, la tesis policial, informan fuentes de la Comisaría de Vigo, sería un robo con violencia motivado por el hábito de Manuel Rivas de llevar importantes cantidades de dinero encima. Lo que se intenta aclarar ahora es si el supuesto robo tuvo lugar en el exterior de la vivienda, donde fue localizado el cadáver, o en la casa del fallecido para, posteriormente, trasladar el cadáver al lugar en el que se localizó. La investigación, todavía en fase inicial, se completa con la recogida de testimonios de familiares, allegado y vecinos. Otras pruebas, como imágenes de vídeo recogidas por cámaras en la zona, podrían aportar más luz al crimen para dar con el autor y autores.

Manuel Rivas residía solo en una vivienda de San Pedro de Sárdoma y podría sufrir un principio de demencia. Los familiares aseguran en su denuncia que últimamente se «encontraba más desorientado de lo habitual». Viudo y con hijos, fueron estos los que, antes de presentar la denuncia, comprobaron sin éxito que su padre no estaba en otra casa familiar que tenía en el municipio de A Cañiza. El Juzgado de Instrucción 8, de guardia, lleva el caso. El perímetro de la zona sigue precintado por a Policía Nacional y ayer, durante más de una hora, se realizó una inspección aérea en helicóptero que no dio resultado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Investigan el crimen de un hombre de 81 años en Vigo, hallado con los pies atados y una bolsa en la cabeza