La empresa de la zona azul ofrece pagar los días de huelga y bajar de 8 a 3 los despidos

Para facilitar el final del conflicto, Dornier recolocaría a alguno de los trabajadores en el párking de plaza de Portugal


vigo / la voz

La empresa concesionaria de la zona azul, Dornier, está dispuesta a reconsiderar su posición y echar solo a tres trabajadores, en lugar de los ocho a los que envió el pasado verano las cartas de despido. De este modo recolocaría a alguno de ellos en las nuevas instalaciones del párking de la plaza de Portugal, que gestiona Empark, una de las empresas del grupo que también explota el aparcamiento del aeropuerto de Vigo.

Según fuentes próximas a los trabajadores, la compañía también estaría dispuesta a pagar los salarios de los días de huelga a los trabajadores, que llevan sin realizar sus funciones 119 jornadas desde que la empresa anunció los despidos en el mes de agosto. La empresa ha argumentado que la extinción de contratos se debe al recorte de plazas de zona azul en la icudad, lo cual ha mermado considerablemente sus ingresos.

El acuerdo para poner fin al litigio se ha negociado en una reunión con la mediación de las autoridades laborales ante el enquistamiento de un conflicto que lleva cinco meses de protestas por parte de los miembros de la plantilla. Durante este período de tiempo se han sucedido las movilziaciones de los tarbajadores, que han estado defendidos por el sindicato UGT. La plantilla tuvo el apoyo formal del equipo de gobierno, que abrió un expediente a la empresa y permitió a los trabajadores exponer su dramática situación en el pleno municipal. Sin embargo, como el expediente no se concluido en el sentido que reclamaban los empleados, es decir, con la toma de control de la concesionaria por parte del Concello y la apertura de un nuevo concurso, se han ido incrementando las medidas de presión. Pero estas son de efectos limitados porque la plantilla de Dornier es de tan solo 40 empleados y la capacidad de movilización es más reducida. Además, una de las consecuencias de la huelga de la XER es que los ciudadanos no tienen que pagar el tique de la zona azul. Esta situación origina problemas de aparcamiento y llena los garajes subterráneos. Los comerciantes de As Travesas han expresado sus quejas por la falta de estacionamiento en la vía pública. La escasa rotación se suma al hecho de que las calles han estado cortadas por las obras de humanización.

A pesar del atisbo de esperanza para la mayoría de los empleados de Dornier, el portavoz de Marea de Vigo, Rubén Pérez, mantiene su propósito de denunciar a toda la mesa de contratación municipal que aceptó conceder a Dornier la gestión de la zona azul de la ciudad a pesar de las «graves incongruencias» de la oferta.

Este grupo municipal ha hablado con su abogado para que interponga una demanda a todos y cada uno de los funcionarios públicos que participaron en esa mesa y a todos y cada uno de los cargos políticos que expresaron su voto o que, con la omisión, aceptaron la contratación de Dornier. Rubén Pérez había advertido de las «graves incongruencias entre la oferta económica y la oferta técnica» de Dornier. «Vamos a llevarlos a la calle Lalín con las responsabilidades políticas y penales que haya encima de la mesa porque son cómplices de una huelga que le está costando la vida y la salud a muchos trabajadores de la ciudad», insiste el portavoz de Marea de Vigo, para añadir que «hay estómagos agradecidos en el funcionariado de este Ayuntamiento». Dornier presentó una baja del 31 % y por eso se llevó la adjudicación.

No solo Pérez advirtió de los riesgos, el concejal del Partido Popular Miguel Fidalgo también emitió un voto particular en contra de dicha contratación. El grupo mayoritario de la oposición apoya a la plantilla.

119

Días en huelga

Los paros han llevado a los trabajadores a una situación personal muy dura.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La empresa de la zona azul ofrece pagar los días de huelga y bajar de 8 a 3 los despidos