Acusan a Correos de ralentizar el reparto ordinario por la paquetería de Internet

El sindicato CIG señala que en Vigo se da prioridad a las ventas de Amazon y Alibaba


vigo / la voz

CIG Correos denuncia la paralización de gran parte del servicio ordinario de reparto debido a la prioridad de la paquetería de empresas que venden a través de Internet. Antón García, responsable sindical en la empresa estatal, asegura que se está dando prioridad a los paquetes de empresas como Amazon o Alibaba en detrimento de la correspondencia ordinaria. La consecuencia, según el sindicato nacionalista, es la ralentización del reparto del correo ordinario. «Entre esta correspondencia se atopan notificacións oficiais que teñen unha data de caducidade, como as multas, polo que se está a xerar un problema aos seus destinatarios», explica Antón García.

Añade el representante de la CIG Correos que los trabajadores de Vigo no dan abasto durante su horario y que no se han contratado a nuevos trabajadores para asumir el aumento de la carga de trabajo propia de estas fechas. «Só se contrataron dúas persoas para cubrir dúas baixas», añade el sindicalista. Como consecuencia del aumento del reparto de paquetes, los trabajadores también ven cómo aumentan sus dificultades en el reparto de los mismos debido a su tamaño. Desde la CIG se apunta como solución a este asunto la contratación de un mayor número de trabajadores que ayuden a normalizar el reparto de todo el correo, tanto el de paquetería como la correspondencia ordinaria.

Esta situación denunciada por el sindicato CIG se produce el mismo año en el que Correos ha puesto en marcha un sistema de recogida de paquetes relacionados con las compras a través de Internet. Se denomina buzón CityPaq, una caja que Correos ha instalado en lugares públicos o empresas de Vigo donde el destinatario puede recoger las compras que ha realizado por Internet a grandes plataformas de venta on line como Amazon o Alibaba. El cliente se da de alta en el servicio, escoge su buzón entre los 58 disponibles en la ciudad, y Correos le lleva allí el paquete, el cual estará a disposición del destinatario durante cinco días dentro de la caja. La oficina postal le envía un código de apertura por SMS o email al consumidor y este va el día y hora que más le conviene, marca el número secreto y abre la puerta del buzón. También sirve para las devoluciones de compra. La ciudad ya cuenta con 57 buzones CityPaq, de los que 18 están instalados en lugares públicos, como gasolineras, centros comerciales, mercados, tiendas o gimnasios. Otros 40 están ubicados para uso privado en empresas cuyos empleados mueven mucha paquetería, así como en centros de formación o comunidades de edificios de vecinos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Acusan a Correos de ralentizar el reparto ordinario por la paquetería de Internet