El Concello destinará 2,5 millones al plan antidesahucios en el 2019

También se aprobó una partida de 892.000 para los casos de emergencia


Vigo / la voz

El Concello de Vigo volverá a tener el próximo año un plan antidesahucios para ayudar a familias con escasos recursos económicos y evitar que se queden en la calle si no pueden afrontar los gastos de un alquiler o una hipoteca. La junta de gobierno aprobó ayer la primera fase de este plan para destinar 892.000 euros a aportaciones de emergencia. Una mujer que acaba de ser desahuciada será la primera en beneficiarse del programa de 2019. Tras no poder afrontar el pago de las rentas, el juzgado le ha dado un mes de plazo para abandonar el domicilio. «Ya le dijimos que alquile un piso, que nosotros nos hacemos cargo», manifestó ayer el alcalde, Abel Caballero, que dio cuenta de este programa.

Estas transferencias para casos urgentes, y que requieren de una respuesta inmediata por parte de la administración, están destinadas a cubrir las necesidades básicas de quienes lo precisen entre cada convocatoria de concesión de cheques sociales. La administración local destinará a lo largo del próximo ejercicio un total de 2.532.000 euros, entre el programa de emergencia y el cheque social para vivienda, alimentos y energía. Es un dinero del que dependen muchas familias para poder subsistir y continuar llevando una vida digna evitando caer en situaciones de exclusión social. Son gastos subvencionables y compatibles con otras ayudas de alquiler, la amortización de créditos hipotecarios o el pago de alojamientos provisionales como pensiones y hostales.

También son objeto de respaldo económico del Concello los gastos de comunidad, luz y calefacción. Estos ingresos cubren facturas de farmacia, prótesis, pago de créditos hipotecarios, adaptación de hogares para la supresión de barreras arquitectónicas o las deudas que los propietarios puedan haber adquiridos con sus comunidades, entre otros conceptos. Alrededor de 2.000 familias se benefician de este programa de subvenciones. Según los datos de 2017, se atendieron un total de 1.947 peticiones, mientras que fueron rechazadas 840 peticiones de vecinos que no cubrieron bien las solicitudes, o bien no se adecuaron al nivel de ingresos exigido para poder beneficiarse.

Formas de pago

En función de la clase de ayudas que se trate, su importe puede hacerse efectivo o mediante la entrega de cheques bancarios, transferencia, la tarjeta social de prepago o también mediante el ingreso directo a sus proveedores o arrendadores. Los beneficiarios solo pueden ser personas o familias que se encuentren en una situación de emergencia social y estén empadronados en Vigo con una antigüedad mínimo de seis meses, valorados por los servicios sociales. Para salvaguardar la intimidad de los solicitantes, la concesión de estas ayudas no se hace pública.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El Concello destinará 2,5 millones al plan antidesahucios en el 2019