Los damnificados del Odriozola empiezan a cobrar veinte años después del derrumbe

La Audiencia debe decidir aún si, además de los 586.000 euros, otorga otro millón que reclaman en intereses a las aseguradoras


VIGO / LA VOZ

Los propietarios e inquilinos que residían en el edificio Odriozola, desplomado accidentalmente el 2 de marzo de 1999 en la calle García Barbón, han cobrado su indemnización casi 20 años después de producirse el derrumbe que acabó con la vida de una vecina. En total, las compañías aseguradoras abonaron a los perjudicados o herederos un total de

La indemnización total asciende a 586.000 euros, de los que 345.000 corresponden a los farmacéuticos que tenían su negocio en el bajo del edificio Odriozola. La familia de inquilinos que residía en el ático percibirá 247.000 euros, de los que 60.000 son en concepto de daños morales. Aunque la sentencia de Primera Instancia número 10 de Vigo está recurrida, las familias ya han cobrado desde septiembre la parte principal de la compensación económica.

Sin embargo, las aseguradoras todavía adeudan más de un millón de euros en intereses, con un 20 % de porcentaje anual desde la fecha del siniestro. Esta cuantía está en discusión entre las partes.

Varias compañías, como la aseguradora del aparejador, han apelado en la Sexta Sección de la Audiencia de Pontevedra, con sede en Vigo, para reclamar una rebaja en la cuantía de los intereses, pues el porcentaje del 20 % les parece excesivo. La defensa de algunos afectados replica que la propia ley de contratos de seguros establece unos intereses del 20 %.

La batalla legal del Odriozola ha durado casi dos décadas. Los perjudicados perdieron la batalla legal en los juzgados de lo penal. La Fiscalía acusó a los promotores de un solar colindante que estaban demoliendo una vivienda. Sospechaba que dichas obras abrieron una grieta en el muro de contención que compartía con el Odriozola y este colapsó. Los vecinos llevaban unos días asustados porque oían ruidos y notaban movimientos en las crujías del edificio, lo que asociaron con las obras de demolición.

Juicio penal y civil

En el juicio penal, las constructoras y promotores acusados alegaron que el dueño del inmueble desplomado había solicitado unos meses antes la declaración de ruina del Odriozola. Tenía una escalera de caracol a conservar. El juez concluyó que no se podía apuntar a una única relación de causa-efecto para explicar el accidente sino que confluyeron varias, entre ellas el mal estado del inmueble centenario. El juez absolvió a todos los acusados al no ver delito de homicidio y lesiones imprudentes. Además, indicaba que el dueño del Odriozola pudo levantar en el solar del desplome un moderno edificio y obtener elevados alquileres

Los perjudicados siguieron la batalla legal por la vía civil. Hace un año, el Juzgado de Primera Instancia número 10 de Vigo dictó una sentencia que estableció que las constructoras que hacían la demolición y los responsables técnicos cometieron un fallo durante las obras para derribar un inmueble contiguo al Odriozola en la calle García Barbón. Ordenó indemnizar a los perjudicados con 586.000 euros.

En el último año, las constructoras y los técnicos han apelado en la Audiencia para reclamar su absolución. Sin embargo, los afectados pidieron la ejecución de la sentencia y, el pasado septiembre, cobraron las cuantías concedidas por la jueza de lo civil, a excepción de los intereses, cuya discusión sigue en litigio.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los damnificados del Odriozola empiezan a cobrar veinte años después del derrumbe